Desapariciones en Querétaro, realidad difícil de ocultar | Querétaro

Desapariciones en Querétaro, realidad difícil de ocultar

Carlo Daniel Aguilar González

De acuerdo con el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO), a cargo de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas (CNB); y “pistas” que brinda el registro, en Querétaro han desaparecido 455 personas de enero 2006 hasta mayo de 2022.

La investigación periodística “Fragmentos de la desaparición”, publicada por Marcela Turati, Efraín Tzuc y Thelma Gómez en el medio digital “Quinto Elemento Lab”, demuestra que desde 2015, el número de personas desaparecidas en Querétaro mantiene una tendencia de aumento anual (de 32 en 2015 a casi 90 en 2021), según el “interactivo de desapariciones”.

Si bien la mayoría de personas es encontrada “con vida”, 20 personas fueron localizadas sin vida en 2021, cifra más alta que registra el interactivo en lo que corresponde a Querétaro. Justo el año en que terminó el sexenio de Francisco Domínguez y comenzó el de Mauricio Kuri, quien ayer rindió su primer informe de gobierno.

De acuerdo con publicaciones de los periodistas Alejandro Ruiz (Pie de Página) y David Jiménez (semanario Tribuna de Querétaro), “en Querétaro existen lugares de terror y hay que encontrarlos”, en alusión a posibles fosas clandestinas donde se han arrojado cuerpos y pudieran estar personas desaparecidas.

A partir del sexenio de José Calzada Rovirosa (PRI), después con Francisco Domínguez y Mauricio Kuri (PAN), la única constante sobre la problemática en Querétaro es que las autoridades buscan ocultar la gravedad de la situación, evaden tener reuniones y escuchar reclamos con decenas familiares de personas que han desaparecido. Ni qué decir si se trata de abordar el tema con la prensa que da cobertura y seguimiento al caso. 

Sin embargo, la realidad no se puede ocultar. “Actualmente la fiscalía estatal reconoce más de 60 fichas de búsqueda activas en la entidad”, publicó Alejandro Ruiz en el texto que salió en Pie de Página el 5 de septiembre de 2021.
Yadira González ha sido una de las mujeres que ha expresado la dimensión de la problemática a la prensa, con la respectiva exigencia las autoridades. 

“Es momento que el estado recapacite, pues, aunque aparentemente no estamos en un escenario tan crítico como Tamaulipas, Guadalajara (Jalisco), Michoacán o Guanajuato, la realidad es que en Querétaro existen estos problemas y poco a poco van saliendo a la luz. Esto puede dispararse si no se atiende, pues no son problemas aislados, no es el crimen o la delincuencia de otros estados quienes vienen a tirar a nuestra gente, en Querétaro existen estos lugares de terror y hay que encontrarlos”, manifestó.

Recordar que además del paraje “Barranca de los Zúñiga”, en la capital hubo brigadas de búsqueda en la delegación Santa Rosa Jáuregui también por posible fosa clandestina. Sí, en el territorio gobernado por Luis Bernardo Nava. 

Aunque, se reconoce, Querétaro no tiene las cifras de desapariciones, ni una tasa por cada 100 mil habitantes, que el área metropolitana de Guadalajara, municipios de Tamaulipas, Nuevo León, Zacatecas, Chihuahua y Michoacán, la cifra de 455 personas desaparecidas entre enero 2006 y mayo 2022 supera la registrada por entidades con más superficie y número de habitantes, como Oaxaca (345 en el mismo periodo) y Tabasco (192).

Ojalá el gobierno estatal se preocupe por atender la problemática y a familiares de personas desaparecidas, con la misma importancia que destina recurso del erario para publicidad oficial (285.9 millones de pesos en menos de un año), de acuerdo con lo indagado por la periodista Nitzia Pichardo del CUPI y publicada el sábado 10 de septiembre.  

 

Periodista y profesor de la UAQ

Comentarios