De reflexiones decembrinas (Tercera de 3 partes)

28/12/2019
11:24
-A +A

En las últimas dos entregas de este espacio hablamos de lo que había sido para el país y para el estado la última década.

Pues bien, en esta tercera parte quisiera hacer ahora una proyección de lo que, en materia política, podemos esperar para el 2020, cuando menos en lo local. Ya lo nacional lo veremos el año entrante.

Vayamos pues con lo primero. 

A Querétaro se le aparece en el horizonte un año, más que caliente en materia política, aunque no tanto como el siguiente, cuando viviremos plenamente un proceso electoral inédito.

Pero vamos por partes, este 2020, en el estado veremos acelerar el paso de algunos personajes para alcanzar las postulaciones en diversas candidaturas en juego, un año después.

Los golpes bajos, las negociaciones y los acuerdos se verán acelerados por ahí de julio del próximo año, los descartes y encartes, los veremos a partir de septiembre y ya para diciembre, aunque no oficialmente, sí tendremos muy claras las definiciones de muchos cargos en juego.

Así, por ejemplo, para finales del próximo año, tras haber visto una lucha encarnizada en el PAN por la postulación a las candidaturas al gobierno estatal y a las principales alcaldías; prácticamente estoy seguro que veremos al hoy senador, Mauricio Kuri, enfilar a la Casa de la Corregidora y en este caso las negociaciones o combates con el exalcalde, Marcos Aguilar estarán a la orden del día, lo que podría salirle caro al PAN.

También es probable que veamos al actual alcalde de la capital estatal, Luis Bernardo Nava, lograr, con muchos trabajos, la designación de su partido para buscar la reelección en el cargo. 

Por el lado del PRI, no veo mucho margen. Tendrán que negociar lo poquito que representan con quienes les ofrezcan la mejor opción para no morir de inanición y ello dependerá de quién resulte ganador de la elección interna a realizarse en el primer semestre del 2020; sin embargo, los priistas tienen claro que solos se ahogarán. Habrá alianza.

El PRD, por su parte, anda en las mismas, si no es que peor que en el PRI; por lo tanto, su único camino es la negociación pues lo que hoy pueden ofrecer es mínimo. El PRD peligra.

Ahora, por el lado de Morena, ahí la cosa se va a poner más interesante que novela de televisa de los años 90.

Morena no ha logrado consolidarse como partido político; su dirigente histórico, el presidente Andrés Manuel López Obrador, no lo ha permitido y, por lo tanto, siguen siendo un movimiento social y político que aglutina una variopinta fauna política en la que lo que menos permea es la ideología de su líder. En el Morena queretano lo mismo hay priistas, perredistas, petistas, viejos militantes de la izquierda más recalcitrante, que oportunistas que sólo buscan el hueso por el hueso y a los que el ideario ofrecido por el líder macuspano, le vale lo mismo que colación en el suelo tras la ruptura de la piñata.

Este ‘muégano’ político generará una rebatinga tal que muy probablemente veremos cómo pierden la oportunidad de ser gobierno en el estado, aunque quizás logren alguna alcaldía o diputación; por lo pronto y a la distancia de más de 24 meses, no veo a un partido ganador. 

Un factor que habrá que seguir de cerca el próximo año es cómo se desarrolla el movimiento de candidaturas independientes. Ahí podría haber un tema digno de análisis, pero todavía falta un rato. Digo.

EL ÚLTIMO PÁRRAFO. Ya se nos acabó la década, a este año apenas le quedan cuatro días. Vaya pues mi mejor deseo para quienes leen este espacio, para que el siguiente sea un año en el que logren sus anhelos, alcancen sus metas y se fijen otras mucho más altas. FELIZ 2020. Este espacio se tomará un breve descanso. Nos leemos nuevamente el 10 de enero. Les digo.

Comentarios