De pragmatismo, traiciones y animadversiones

Fernando Paniagua

Según el diccionario de la Real Academia Española (RAE), el Pragmatismo se define como la preferencia por lo práctico o útil.

Bueno, pues MORENA  - Querétaro, la definición no puede quedar mejor. Me explicó.

En días recientes, ya con la campaña electoral encima; hemos sido testigos de cómo un personaje ha señalado una y otra vez que en ese partido se han cometido una serie de atropellos que rayan en lo inmoral.

Quién hay seguido este espacio sabrá que no tengo simpatías por él, pero hoy tengo que reconocerlo. Ángel Balderas Puga, presidente del Consejo Estatal de Morena, tiene razón.

Balderas Puga, con todo y su beligerancia y su incapacidad para dialogar sin reventar en el insulto y la agresión; ha señalado que los procesos de selección de candidatos morenistas han sido, además de opacos y cupulares, traidores de los principios de ese partido. Tiene razón.

El inciso ‘b’ del artículo 44 de los estatutos morenistas, indica claramente que las cuotas de candidaturas para externos; es decir, no militantes del partido, no podrán rebasar el 50 por ciento, en el mejor de los casos.

Sin embargo, en el caso de la elección local y federal en Querétaro, ese 50 por ciento fue hecho trizas por el pragmatismo de quienes elaboraron las listas.

Una revisión propia de las listas de candidatos que Morena presentó ante los órganos electorales, tanto el local IEEQ, como en el nacional INE, concluye que, de 46 puestos de elección popular en juego -incluyendo las 5 diputaciones federales-, MORENA impulsó a 33 candidatos externos; es decir, que forman parte, o militaron en otro partido político; o incluso no aparecen en la lista oficial de militantes morenistas que publica el Instituto Nacional Electoral.

Así, se concluye que, en esta elección, el 71.73 por ciento de los candidatos del partido del presidente son externos. Es decir, de cada 10 candidatos morenistas que andan en la calle hoy o que, a partir del lunes próximo pedirán el voto de los ciudadanos para la cuatroté, 7 apenas hace unos años, defendían los intereses de lo que el presidente y su rebaño llaman el PRIANRD.

Así, el Arturo Maximiliano García que ayer pedía que no le dieran ni un voto a Celia Maya, ni al inquilino de Palacio: hoy le levanta la mano a la Magistrada en retiro.

Ayer el ‘Lupe 3 lonas’ que mentaba madres contra los ‘pinchis’ morenos; hoy es un gran defensor del gobierno progresista de la cuatroté.

El exdiputado ‘patotas’ que ayer se agarraba a trompadas con José Luis Aguilera y que, ignora que los puestos de elección son irrenunciables; ahora llegará al congreso local por la comodísima vía plurinominal, y ni militante de Morena es. 

Esto sólo nos permite concluir que en Morena, al igual que en el resto de los partidos políticos, lo importante no es ni la ideología, ni los principios, ni la ética, ni la moral; para ellos lo importante es acceder al poder, aunque para ello deban impulsar perfiles otrora impresentables. Son de lo peor. ¡Digo!

El último párrafo. El pasado martes visitó la entidad Manuel Espino Barrientos, el ex presidente del PAN, quien ahora es Comisionado del Servicio de Protección Federal y no vino a una actividad propia de su cargo, no. En día y hora laborales visitó la casa de campaña de la Magistrada en Retiro, Celia Maya. Me platican que el destacado miembro de El Yunque se encerró durante un buen rato con la abanderada morenista y ya no se supo más. Seguro vino a darle ideas para su programa de seguridad. No sean mal pensados. ¡Les digo!

 

 

Quejas, dudas y comentarios: @Paniagua_Fdo

Comentarios