De lluvias y números

Fernando Paniagua

Llegaron las nuevas administraciones estatal y municipales y, literalmente desde el primer minuto de sus mandatos, debieron enfrentar una realidad que nos alcanzó desde hace años.

El bote de las obras pluviales que ha sido pateado por décadas —salvo en el trienio de Armando Rivera Castillejos, cuando se construyó el acuaférico—, les pegó en pleno rostro.

Desde luego, que fueron muchísimas e intensas; sin embargo, las lluvias registradas en los últimos días evidenciaron lo que el mismo Rivera Castillejos dice cuando le preguntan por esa obra: “Nadie quiere enterrar el dinero. Les importa más que se acuerden de ellos a hacer lo que se debe hacer”. Y sí.

Lo que vimos a inicios de octubre es producto, lamentablemente, de la terrible combinación de lluvias intensísimas y la nula realización de obras pluviales importantes en los últimos 30 años.

En Querétaro, según datos históricos del Inegi, la precipitación pluvial promedio es de 570 milímetros anuales, lo que equivale a 570 litros de agua por metro cuadrado.

Bueno, sólo durante el mes de septiembre y de acuerdo con los registros de la Comisión Estatal de Aguas (CEA), en el estado se registró una precipitación de 6 mil 324.88 milímetros; esto quiere decir que, el mes pasado llovió casi once veces lo que llueve en promedio en todo el año. De ese tamaño es la crisis que enfrenta el estado, su ciudadanía y sus autoridades.

Sólo en el municipio de Querétaro la precipitación acumulada en el mes de septiembre —la de octubre aún no se emite— fue de mil 780.48 milímetros, más del triple de lo que llueve en un año en todo el estado.

Todo esto llevó al gobernador, Mauricio Kuri a emitir la declaratoria de emergencia por lluvias en los municipios de San Juan del Río y Tequisquiapan y a implementar un esquema de apoyo no programado.

Según la Sedesoq, las afectaciones por las lluvias ocurridas en los últimos días han dejado un saldo de 2 mil 216 viviendas con daños y a ello se debe agregar la pérdida de al menos 7 vidas.

La misma Sedesoq informó que al momento, se han identificado 97 colonias o localidades afectadas, en 11 de los 18 municipios del estado, y las autoridades han entregado 5 mil 560 botellas de agua, 4 mil 500 comidas en caliente, 90 garrafones con agua, 600 prendas de vestir, 20 chalecos salvavidas, 2 mil 350 apoyos alimentarios y mil 800 cobijas.

Además de que la Secretaría de Salud ha brindado atención a la población afectada en comunidades de El Marqués, Querétaro, San Juan del Río y Tequisquiapan, una Unidad Móvil ha otorgado 76 consultas, se han distribuido 4.4 kilos de pastillas de cloro y, para el lavado de frutas y verduras, se han entregado 85 frascos de plata coloidal.

Además, al revisar diversos tipos de alimentos y bebidas se procedió a destruir 350 kilos y 600 litros de productos dañados, se han entregado 895 sobres de Suero Vida Oral, 100 frascos de albendazol y 518 cubrebocas.

Todas estas acciones, las realizan las autoridades para solventar lo urgente que es mucho y muy relevante; sin embargo, una vez pasado el trago amargo será necesario, diría yo que, incluso, hasta indispensable, comenzar a pensar en lo verdaderamente importante.

Es tiempo, creo, de comenzar a enterrar el dinero, a pensar más en las próximas generaciones y menos en las próximas elecciones. Digo.
Quejas, dudas y comentarios: @Paniagua_Fdo

Comentarios