24 / julio / 2021 | 09:51 hrs.

De las promesas a los hechos (Parte final)

Filiberto López Díaz

De las promesas en campaña de Mauricio, me he enterado de dos; la primera y no porque sea a mi juicio la más importante, sino que es la que aflora súbitamente en mi memoria, está la de que, ningún miembro de su gabinete será del de Pancho; es decir, que ninguno “repetirá”; esto está por verse, pues casi es seguro que por lo menos dos sí lo harán y esto puede resultar positivo;  (os dejo la tarea y como guía para resolverla; uno despacha en las calles de Madero y el otro tiene sus oficinas en el Boulevard Bernardo Quintana) sigue la promesa que se refiere a las múltiples obras sociales y de infraestructura que realizará: Según Fuentes Bien Informadas (en lo sucesivo, FBI para economizar espacios), no nos pueden explicar, el cómo promete gastar miles de millones de pesos en obras de infraestructura y sociales en beneficio de Querétaro, sin saber el monto del presupuesto con el que contará?; cierto, tiene la mayoría del Congreso y sus integrantes, sin revisar la propuesta presupuestal de Mauricio, la va a aprobar; pero ¡cuidado! según estas FBI, Pancho le dejará un estado sin adeudo y obvio, así se debe de mantener, ahorrando al máximo en aquello que no es necesario.

De acuerdo con FBI, Mauricio pretende “blindar” el estado en contra del crimen organizado y para ello, por supuesto requerirá de una gran cantidad de dinero; primero para una verdadera purga en las instituciones de seguridad y las policías estatales y municipales, romper los “acuerdos” de grandes capitales en la entidad con grupos delictivos; profesionalizar los encargados de lograr la paz en la entidad y limpiar las instituciones respectivas. Promover y aplicar los Derecho Humanos; es cierto, el reto se antoja difícil, pero es mayor el riesgo de no hacerlo. El primer día de la toma de protesta como gobernador, será el mismo en que entren en vigor las reformas laborales, en cuanto a la impartición de Justicia y, si bien ya llevamos mucho camino andado, Mauricio debe de tener en sus manos, el rumbo y ritmo que,  requiere el estado; en otras palabras, propiciar la democracia sindical y estar muy al pendiente de continuar el diálogo tripartita: Trabajadores, sindicatos, empresarios, patrones y gobierno; es decir oportunidades laborales para todos y poner especial interés y solución a la educación. Congenio con Thomas Jefferson: “Estoy a favor de un gobierno que sea vigorosamente frugal y sencillo. 

Especialista en Derecho del Trabajo, certificado por el Notariado de la Unión Europea. 
[email protected]

Comentarios