16 / septiembre / 2021 | 01:29 hrs.

De Derechos Humanos e inutilidades

Fernando Paniagua

Algo pierde una instancia defensora de derechos cuando sus recomendaciones no son atendidas durante un periodo de 3 años.

Cuando, en febrero de 1989, se creó dentro de la Secretaría de Gobernación, la Dirección General de Derechos Humanos y, un año más tarde, el 6 de junio de 1990, nació por decreto presidencial la Comisión Nacional de Derechos Humanos, el objetivo era defender a los ciudadanos de los abusos de poder de la autoridad. Se buscaba que la violación de los derechos humanos en México fuese erradicada.

Años más tarde comenzaron a ser creadas las comisiones estatales de los derechos Humanos. En Querétaro el primer ejercicio de este tipo se registró durante la administración de Enrique Burgos, cuando en enero de 1993, la Comisión Estatal de Derechos Humanos comenzó a prestar sus servicios a la sociedad, teniendo como presidente a Adolfo Ortega Zarazúa.

Desde entonces han pasado mucha agua bajo el río y, desafortunadamente, ese organismo que llegó a tener un gran peso social, ha terminado por ser una caricatura de lo que sus creadores buscaban.

Hoy a la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro no le hace caso prácticamente nadie, sus recomendaciones no son atendidas y cada vez emite menos de estos fallos.

La presidencia de Roxana de Jesús Ávalos Vázquez, de la DDHQ, ha sido la de peor recuerdo, desde 1993 cuando Adolfo Ortega Zarazúa arrancó el proyecto.

Elegida por el Congreso local, en 2017; a Ávalos Vázquez ninguna autoridad le ha acatado totalmente ninguna recomendación, según se desprende del informe de la misma dependencia.

La Ombudsperson queretana ha pasado de noche por el organismo defensor de los derechos humanos.

Y si no me cree, estimado lector, estimada lectora, mire usted los números.

La última recomendación emitida por la DDHQ data del año 2016, cuando todavía era presidida por Miguel Nava Alvarado y, fue cuando la Fiscalía General del estado aceptó totalmente la recomendación número 221, que se le había emitido por violentar los derechos humanos de igualdad, legalidad, certeza jurídica, integridad física, trato digno y acceso a la justicia por actuar con dilación al prestar auxilio, apoyo y protección a las víctimas del delito.

Desde entonces, según reveló el portal www.elqueretano.info, la DDHQ emitió 23 recomendaciones más para diferentes dependencias y autoridades, que aparecen con la categoría “en proceso de cumplimiento” o “parcialmente cumplida”.

“Más aún, la recomendación contra la diputada Elsa Adané Méndez aparece como ‘en proceso’ de cumplimiento y aceptación, cuando la legisladora rechazó públicamente aceptar el contenido de ésta”, publicó el portal informativo.

Cuestionada desde su elección, Roxana de Jesús Ávila ha dilapidado el prestigio del organismo que preside, no ha hecho realmente nada para defender los derechos humanos de los queretanos; muestra de ello es que ninguna autoridad a la que ha emitido recomendaciones, ninguna, las ha cumplido.

Entonces pregunto: ¿como para qué sigue ahí? ¡Digo!

El último párrafo. Pues resulta que el inquilino de Palacio, hoy tiene más hermanos incómodos que resultados positivos. ¡Se les advirtió!, ¡Se les dijo! ¡Les digo!

Comentarios