De abogados taurinos | Querétaro

De abogados taurinos

Olmo Martínez

Las corridasde toros noviolan normajurídica alguna

Parte de la tarea que los taurinos tenemos es dar batalla y conocer de los temas de los prohibicionistas. Investigué y pregunté a especialistas abogados litigantes que son taurinos y esto es algo de lo que me señalaron referente a la situación de las corridas de toros en la CDMX.

Hay que dimensionar las cosas y saber que se trata sólo de un amparo promovido por una Asociación que se dice proteccionista de los animales, pero el amparo sólo es un juicio en el que se combaten actos de autoridad por estimarlos inconstitucionales. En este caso: Los permisos emitidos para la celebración de espectáculos taurinos en la Plaza México. 

En todo juicio de amparo se sigue un procedimiento en el que primero se resuelve sobre la suspensión provisional y se refrenda en la definitiva, como en este caso, al estimar el juez de distrito que la fiesta brava vulnera el derecho a un ambiente sano, como lo expuso la sociedad quejosa. Pero la suspensión definitiva sólo esta vigente mientras se resuelve el fondo del amparo, unos meses, o antes si es revocada por el superior jerárquico del juez, mediante un recurso de revisión que debe promover la empresa taurina como tercer interesado y que debió ser llamado al juicio de garantías.

Si el juez (que parece simpatizar con el antitaurinismo) otorgase el amparo, dicho fallo sería impugnable en revisión ante un Tribunal Colegiado de Circuito, que es el superior jerárquico del juez y cuyos tres magistrados del Poder Judicial de la Federación, seguramente revocarían la resolución y negarían el amparo a la quejosa al no ser inconstitucional la celebración del espectáculo taurino. Así que es mucho ruido lo que se ha hecho por tan solo un amparo promovido por particulares que ha originado una suspensión que no podrá sostenerse en el tiempo… Y mientras nos afectan a los aficionados, a los trabajadores vinculados al espectáculo taurino y a la empresa que no puede continuar dando festejos. 
Sin embargo, este amparo puede convertirse al final en un criterio que apuntale la fiesta brava al constituir un precedente de que es algo apegado a la constitución y que debe preservarse en respeto a las libertades fundamentales de acudir o no a la plaza que tiene cualquier ciudadano que encuentre en la fiesta brava los valores de belleza, valentía, integridad, protección ecológica del toro como especie y de su entorno en la dehesa, tradición y fuente inagotable de artistas, además de fuente de empleo y sustento de miles de familias. Al tiempo.

[email protected]

Comentarios