21 / septiembre / 2021 | 00:41 hrs.

¿Cuál izquierda?

Jerónimo Gurrola Grave

De acuerdo con una nota publicada en el semanario Libertad de palabra el día 13 del presente mes, representantes del Partido del Trabajo (PT) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD) justifican la anulación de la elección de delegado municipal en La Negreta, Corregidora, debido a que según ellos no es correcto que las organizaciones políticas participen en ellas.

El presidente del PRD, Carlos Lázaro Sánchez Tapia, lamentó que Antorcha Campesina esté presionando para imponer a su representante en La Negreta. Dijo que: “Antorcha Campesina no tiene ninguna facultad para participar en las elecciones, como lo quiso hacer Cristina Rosas, que quiso operar en el proceso electoral a favor del PRI, donde también hubo complicidades” y que “respalda la anulación de la elección de delegados debido a que no debe ser una disputa entre fuerzas políticas, sino una decisión de la ciudadanía”, y continuó: “en La Negreta era imposible realizar una elección cuando existía una organización o un grupo perfectamente identificado, máxime que su líder participe como candidata; me parece que fue correcta la determinación de anular dicha elección”.

En la misma nota, Alicia Colchado Ariza, comisionada nacional del PT en Querétaro, ve como un “arrebate político” las acciones de esta organización que ha realizado varios plantones fuera de la presidencia municipal” y en una parte de su declaración agregó: “¿quién está señalando en este caso? En este caso Antorcha Campesina, como le llaman —un “brazo armado del PRI”—, pues en sus señalamientos muchas veces permea la perspectiva más de partido que de lo que realmente está sucediendo”

Las declaraciones del señor Sánchez Tapia y de la señora Colchado Ariza, por la forma y el contenido, seguramente se refieren a que en conferencia de prensa, realizada el pasado 5 del presente mes para denunciar el robo de urnas planeado por Toño Zapata, ante la pregunta de Eric Pacheco (en un intento de amarrar navajas, aunque no es él quien firma la nota), de qué me parecía la opinión de la regidora Gabriela Moreno cuando afirma que Antorcha Campesina es un grupo de choque y que trata entorpecer la solución de conflictos en algunas colonias, expresé que lamentaba sus comentarios y que sorprende que diciéndose representante de un partido de izquierda coincida con las acciones antidemocráticas y tramposas de Antonio Zapata, lo que evidencia que no hay diferencia entre la izquierda y la derecha, pues violan los derechos y la voluntad del pueblo por igual.

Para demostrar lo anterior no necesito más pruebas que las que ellos mismos dan al afirmar que debido a que la maestra Cristina Rosas es integrante de la organización priísta Antorcha Campesina no tiene facultad para participar en las elecciones, y que por lo mismo fue correcta la determinación de Zapata de anular dicha elección. ¿En qué ley se basan estos señores para decir quién sí y quién no tiene derecho a contender en una elección? ¿Acaso Gabriela Moreno y Toño Zapata no pertenecen a un partido y fueron candidatos a la alcaldía? ¿Y qué ley les autorizó a “reventar” la elección cuando sus candidatos estaban siendo derrotados por la voluntad de la gente? Partiendo del dicho de que “el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente”, los partidos políticos de izquierda son una necesidad para encontrar equilibrios que beneficien a toda la sociedad y no sólo a unos cuantos, pero en Corregidora, cuando menos, no se ve.

Finalmente, aclaro al reportero de la entrevista que mi molestia no se debe a que la maestra Cristina no haya sido nombrada delegada porque es mi pareja, sino porque no se reconoce la voluntad de los ciudadanos, pues de 540 votos emitidos al momento en que Antonio Zapata ordenó el robo de las urnas, aproximadamente 500 eran en su favor y 40 en favor de los otros cinco candidatos. Le parece poco?

Dirigente del Movimiento Antorchista

Comentarios