Coordinación en seguridad

29/01/2013
03:44
-A +A

Durante buena parte del sexenio anterior se daba por entendido que la zona centro del país se encontraba fuera de la disputa de grandes grupos criminales y que lo que predominaba era la delincuencia común, actuando con diversos grados de violencia, pero sin rebasar ciertos niveles de agresividad. De hecho, la propaganda capitalina hacía énfasis en la seguridad pública de la ciudad de México.

Poco a poco, sin embargo, tal estado de cosas se ha ido perdiendo, no sólo en el Distrito Federal sino en la zona conurbada del Valle de México y en los estados circunvecinos, lo que obligó al jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, desde su primer día de mandato, a convocar a la conformación de un esquema interestatal de coordinación en materia de seguridad.

Es así que desde ayer comienza a tomar forma el llamado “Escudo Centro”, que busca convertirse en un blindaje en esta zona ante la inseguridad. La propuesta formal incluye temas legislativos, operativos, indicadores, métodos de transparencia y fue enviada a los gobernadores del Estado de México, Hidalgo, Morelos, Puebla, Tlaxcala, Guerrero y DF. La Secretaría de Gobernación, además, incorporó a los estados de Michoacán y Querétaro.

La delincuencia no conoce de fronteras y durante mucho tiempo la descoordinación de corporaciones y de estados de la República ha sido un santuario para los criminales, que con solo pasar de una entidad a otra pueden seguir operando con total impunidad. Si no hay comunicación entre las entidades regionales y nacionales encargadas de salvaguardar la seguridad pública, poco o nada se podrá avanzar.

Hoy queda claro que es falso que el centro del país y la capital de la república en particular sean un oasis de paz. Si las autoridades se confían podríamos estar viviendo la pesadilla de otras capitales de México, donde la dinámica social queda determinada por la violencia.

No se trata de llamar a más acción armada y a apagar el fuego con gasolina, sino a emprender medidas inteligentes de coordinación que de manera integral ataquen las múltiples vertientes de la criminalidad. La experiencia nos muestra que no basta con lanzar operativos con armas largas a las calles, sino también conjurar las variables económicas y sociales del fenómeno, por ejemplo, y limitar la acción de las policías o los militares a lo que corresponde a su ámbito.

EL UNIVERSAL nació el 1 de octubre de 1916 a iniciativa del ingeniero Félix Fulgencio Palavicini, quien formaba parte del Congreso Constituyente de Querétaro. El Gran Diario de México avanza y se fortalece pensando siempre en servir a sus lectores en este siglo XXI.

Comentarios