¿Confiar en los gobernantes?

02/01/2020
06:07
-A +A

Según Stephen King, “la confianza del inocente es la herramienta más útil del mentiroso” y a qué viene lo anterior. Los llamados millennials en gran parte del orbe no confían en los políticos y no les falta razón; la mayoría de éstos se han encargado de lo anterior. Somos lo que hacemos, no lo que decimos o pensamos; es decir; hechos, no palabras. En su mayoría, las promesas de campañas, quedan en eso; empero, algunos resultados positivos saltan a la vista.

Existe una antiquísima anécdota en la que narra a una jovencita que observa la contratación de diversos personajes para un circo, del lado norteamericano de las cataratas del Niágara. Por supuesto, el empresario circense, entrevista a payasos, magos, trapecistas, domadores de bestias y aquí agregue usted, todos los etcéteras que quiera. La hermosa joven, se aproxima al empresario y le dice: Si usted tensa un cable sobre las cataratas, yo las puedo cruzar, balanceándome sólo con una barra. El empresario sin pensarlo demasiado, contesta: Estás loca; sabes el riesgo que corres. Creo que es de tu conocimiento que, las cataratas tienen un lado en EU y otro en Canadá; además de lo costoso del acto, tu vida está en peligro y yo ni siquiera te conozco, también necesitamos la autorización de sendos países para acceder a lo que tú quieres. Como toda mujer, le insiste de manera inteligente y cordial, hasta que lo logra convencer. El día esperado y convenido para el acto, la prensa internacional, escrita, por radio y televisión se hacen presentes y para sorpresa de propios y extraños, la hermosa chica, logra su objetivo. El empresario satisfecho, después de darle un abrazo casi paternal, le comenta: Estás contratada, dirígete a esa casa móvil, por tu pago y a firmar un contrato. El hombre de negocios se da media vuelta y pretende unirse a sus invitados y celebrar con champagne el evento; mas la joven le toma del brazo y le pregunta: “¿Va usted a confiar en mí?” Respuesta: Sí, desde luego que voy a confiar en ti. La dama vuelve a cuestionarlo: “¿Va usted a confiar en mí?” y así por 4 o 5 ocasiones más, hasta que el empresario, molesto le grita: Sí, sí voy a confiar en ti; ¿Te lo digo en inglés, francés, chino, o alemán? La casi niña dice: Pues si va usted a confiar en mí; súbase a mis hombros y vamos de regreso por el cable.

Pues ¡bien!, por supuesto este no es el tipo de confianza que debemos de tener entre gobernantes y gobernados; empero, es digno de reconocer que Pancho Domínguez, a quien, por cierto, el pasado 27 de diciembre de 2019 en la Conferencia Mañanera de AMLO, fue exonerado públicamente por Santiago Nieto Castillo de la UIF de cualquier vínculo con los manejos de Caja Libertad, y es cierto, está cerrando su sexenio, a “todo vapor”; claro, ya tomó ¡por fin! Las riendas del gobierno, incluyendo el tema de seguridad y aun cuando va a dejar a su sucesor una gran tarea por delante, se debe reconocer que, como todo en la vida, siempre se tiene derecho a rectificar y no vivir como lo escribió Elizabeth Gilbert: “La incapacidad de abrirse a la esperanza es lo que bloquea la confianza, y la confianza bloqueada es la razón de los sueños arruinados”.

Desde luego [email protected] [email protected], usted tiene una mejor impresión.

 

Especialista en Derecho del Trabajo, Certificado por el Notariado de la Unión [email protected]

 

Comentarios