31 / julio / 2021 | 19:05 hrs.

Compositores románticos: Carl Maria von weber

Francisco González de Cossío

En nuestras anteriores entregas hablamos de grandes obras para piano. Continuamos ahora con la obra de grandes compositores románticos: Carl Maria Von Weber, Robert Schumann y Héctor Berlioz. Empezamos con Von Weber.

Carl Maria Friedrich Ernst von Weber nació en Eutin, Alemania en 1786 y falleció en Londres en 1826. Fue un gran compositor romántico alemán. Su padre fue un músico rural y oficial militar que fundó su propia compañía de ópera; además tocaba el violín. Su madre fue cantante y actuó en varios escenarios. Sus 4 primas, hijas del hermano de su padre, fueron también cantantes famosas. La tercera de ellas, Constanze (1762), se casó con Wolfgang Amadeus Mozart (aunque su primer amor fue la segunda hermana, Aloysia (1760), soprano, quien se casó con Joseph Lange), con lo cual se creó un vínculo familiar entre Mozart y Weber.

Aunque de frágil salud, fue un niño prodigio. En 1803 fue nombrado director de orquesta de Breslau, una ciudad en el este de Alemania, cuando aún no había cumplido los 18 años. En este puesto adquirió grandes conocimientos escénicos, que le convirtieron en su tiempo en el compositor con mayor dominio de las técnicas teatrales.

Carl Maria von Weber fue compositor, director de orquesta y pianista, y su ópera más famosa Der Freischütz (El cazador furtivo) marcó el inicio de la ópera romántica alemana, pues su gran éxito la liberó de las influencias italianas a las que había estado atada y demostró que una ópera nacionalista podía basarse en melodías y cuentos populares. Weber fue admirado por Beethoven e influyó mucho en Wagner. Der Freischütz, terminada a mediados de 1820, está basada en un libreto de J.F. Kind que narra un conjunto de historias fantasmagóricas de un cazador, en las que el sonido del cuerno de caza se mezcla con el del clarinete bajo y crea una atmósfera de vida campirana y de magia en los bosques de Bohemia. Ópera bellísima, se estrenó con un éxito triunfal en Berlín al año siguiente. También en Viena y en Dresde obtuvo la obra un gran éxito. Recomendamos de manera muy especial la versión de Carlos Kleiber con la orquesta Statskapelle de Dresde, excepcional versión que le extrae a Von Weber lo mejor de su creatividad.

En 1823 termina su ópera Euryantha, ópera romántica y heroica en 3 actos. En 1826 publica y estrena su última ópera, Oberón, con un libreto en inglés de James R. Planché, inspirado en un poema de Christoph M. Wieland, que versa sobre el Rey de los Elfos, Oberón, Califa de Bagdad, su hija Rieza y Carlomagno. Fue interpretada por primera vez en el Covent Garden de Londres ese año.

Además de sus 3 óperas, consideradas por muchos como verdaderas obras maestras de la música escénica, Weber escribió variadas composiciones, tales como sus sinfonías Nos. 1 y 2; dos conciertos para piano y orquesta, Nos. 1 y 2; y una pieza ‘Klavierstück’ Op. 79 para piano y orquesta. A Von Weber le fascinaba el clarinete y compuso para éste obras geniales como sus 2 conciertos para clarinete y orquesta Nos. 1 y 2; un Concertino para clarinete y orquesta, Op. 26; un Quinteto Op. 34 para clarinete y cuerdas; un Gran Duo Concertante, Op. 48 y 7 Variaciones sobre un tema de Silvana, Op.33 para clarinete y piano. También compuso 2 misas, 8 cantatas, numerosas canciones y varias otras obras.

Se trasladó a Londres unos meses antes del estreno de su ópera Oberón, donde su salud fue empeorando durante los ensayos. Poco después del estreno, que tuvo gran éxito, Weber murió a los 40 años por causa de una afección pulmonar.

*Diplomático queretano; diletante de la música clásica. Twitter: @fgcossio

Comentarios