¿Científico o delincuente?

Guillermo Tamborrel

Una vez más la Fiscalía General de la República (FGR) vergonzosamente se pone a las órdenes del Sr. Presidente y de su equipo de colaboradores para perseguir a todos aquellos que no están de acuerdo con las acciones y programas de su gobierno, y para no variar comete una pifia más pretendiendo amedrentar a las voces disidentes de la 4T. En esta ocasión, ante el descrédito nacional e internacional, la FGR solicitó por segunda ocasión orden de aprehensión en contra de 31 científicos e investigadores reconocidos por su trabajo en pro de la ciencia y la tecnología,  por una serie de delitos y hasta por delincuencia organizada, solicitando además fueran internados en el penal del Altiplano (antes Almoloya) que es el penal con la mayor seguridad en el país y en el que están presos los criminales más peligrosos. Obviamente el juez con valentía y con la ley en la mano la rechazó.

El que la FGR, supuestamente autónoma desde la Constitución, se ponga de tapete a los deseos presidenciales es repudiable como también lo es que el actual gobierno federal, autollamado “Gobierno de México”,  pretenda encarcelar a un grupo de científicos y que al mismo tiempo enfrente a los peores criminales del país con abrazos y con la amenaza de que los va a acusar con su mama (parece broma, pero es cierto, el Sr. Presidente así lo ha expresado). Es decir, no enfrenta a los criminales más crueles del país pero si a un grupo de científicos que no estuvieron de acuerdo con el pésimo manejo que le ha dado al Conacyt su directora María Elena Alvárez Buylla.

Lo anterior es muy grave como también lo es el claro mensaje que envía  a la juventud: más vale ser delincuente que científico, a los científicos los persiguen y a los delincuentes solo los acusan con su mamá y si estos se llegan a tropezar con la Guardia Nacional esta  última solo les puede dar un abrazo.

Fuente de los Deseos: Ojalá el Sr. Presidente recapacite y en lugar de amedrentar a los científicos mejor los apoye en sus investigaciones. Ojala entendiera que si quiere que México salga adelante y compita en el mundo, su gobierno tiene que impulsar el desarrollo de la ciencia y la tecnología y no perseguirla ni acotarla, además así las y los jóvenes optarían por ser científicos y no delincuentes. 

Comisionado del Consejo Estatal Contra las Adicciones (CECA). @TAMBORRELm

Comentarios