21 / junio / 2021 | 23:14 hrs.

Cernidero Político

César Lachira Sáenz

El reciente acreditado Partido  Encuentro Social (PES), ha sumado a una serie de políticos no tan nuevos, en su mayoría son reciclados de otros partidos que añoran regresar al presupuesto nacional. El caso de su secretario general, Gustavo Buenrostro, fue diputado panista, posteriormente fue candidato al senado por el Partido de la Revolución Democrática. Igual podemos decir de Antonio Zumaya, su designado secretario de organización, ha sido  candidato del Partido del Partido del Trabajo (PT) a la presidencia municipal de Querétaro; y que decir de Pedro Pérez Sosa, secretario de comunicación, quien fue dirigente del extinto Partido Social Demócrata (PSD).

Como verán mis queridos lectores, Encuentro Social, o mejor dicho que PES, no es como pretende en sus estatutos: “ser una nueva alternativa”, porque de nueva, sólo el nombre, la mayoría de sus dirigentes son viejos conocidos de la política que han encontrado en dicho partido la posibilidad de regresar al presupuesto, perdón, a la palestra.

Lo que si dudamos es que puedan alcanzar su objetivo propuesto de obtener el 5% del electorado, incluso el 3% de lo que exige la ley para mantenerse como partido, mientras tanto gozarán las prebendas económicas que les otorga la ley. Como reza el dicho: “De pollos tiernos no presuman cuando las alas se ven muy maltratadas”.

EL PREARRANQUE PANISTA

La presencia de Gustavo Madero y Ricardo Anaya en el Encuentro Nacional de Acción Juvenil, llevado a cabo este sábado 19, dio el banderazo par el inicio de la campaña panista en vista al proceso electoral 2015.

En Madero está la confianza de poder recuperar Querétaro para el PAN, no sólo la gubernatura, sino también la presidencia municipal de la capital y ampliar las que ya se tienen. Es claro que en el proyecto maderista los candidatos serían Ricardo Anaya y Marcos Aguilar.

El grupo de Ricardo Anaya en Querétaro se ha ido reforzado con la suma de los nuevos militantes, los que se han alineados con el  Comité Nacional y uno que otro desertor del panchismo.

Es claro que Francisco Domínguez, ahora ya más tranquilo después de los arreglos de Oceanografía, se prepara para hacer la lucha y poder ser electo como candidato a gobernador por el blanquiazul.

 La situación no es nada fácil, pues su grupo de respaldo (Cordero-Calderón) están de capa caída, incluso la cosa podría empeorar ahora que se comenta que el Partido Humanista (PH) estaría pensando en candidatear para  puestos de elección popular algunos personajes cercanos al ex presidente Calderón, siendo la primera en la fila su propia esposa Margarita Zavala.

No es descabellado el rumor ahora que el propio Felipe Calderón la manifestado que el PAN ha abandonado el humanismo. Lo anterior suena como a renuncia anunciada de una candidatura anticipada.

ROMPIENDO EL TUCOR PRIÍSTAS

Roberto Loyola empieza a cambiar su estrategia para ser candidato a gobernador por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), ahora busca romper el bloque Todos Contra Roberto (TUCOR); es así que se le ve muy cercano a Tonatiuh Salinas con el ánimo de buscar un acercamiento al partido, y poder disminuir la injerencia de Braulio Guerra.

Es claro que cada día que pasa el gobernador José Calzada va perdiendo poder y control sobre su partido, es parte de la dialéctica histórica, pero todo va depender de cómo se manejen los tiempos para la designación de los candidatos. A final de cuentas Roberto Loyola sabe que necesita del apoyo del partido, de ahí que se ve muy a menuda desayunando o comiendo con los distintos líderes de los sectores del partido.

Comentarios