20 / junio / 2021 | 14:49 hrs.

Celia no es Andrés

Fernando Paniagua

"Ser genial no está mal, pero ¡qué difícil es ser original!”: Madalen Mills

 

Desde el pasado 4 de abril, cuando arrancaron formalmente las campañas para la gubernatura del estado, han pasado 41 días. 
Durante este tiempo nos hemos podido dar una idea de cómo son los personajes que buscan ocupar la vacante que dejará el 1 de octubre el Médico Veterinario Zootecnista, Francisco Domínguez.

Los hemos visto en las calles, enfrente de la gente, en redes sociales, en foros virtuales y en un debate organizado por la autoridad electoral.

En estos 41 días también hemos visto encuestas que ponen al candidato común del PAN, Mauricio Kuri, delante de las preferencias; en unas más, en otras menos, pero en todas, va adelante.

Incluso su más cercana contendiente, Celia Maya, abiertamente lo ha aceptado e incluso, ha expresado su preocupación, pues no ha podido repuntar, aunque públicamente ella insista en que está en empate técnico con el exalcalde de Corregidora.

Bien, pues en estos 41 días, he podido ver cómo la magistrada en retiro ha sido víctima de la incapacidad de su equipo para impulsar su imagen.

Quienes le ‘ayudan’ a Maya García, la han querido presentar como una émula del inquilino de Palacio y ahí radica su más craso error.

Durante 41 días he visto cómo a Celia Maya lo mismo la ponen a encabezar una conferencia de prensa para la que no tiene las habilidades suficientes y en la que, un día sí y el otro también, la doctoranda en derecho dice lo que piensa, sin filtros.

Pero no es lo único, en estos 41 días hemos visto a Maya García sobreactuar en el debate organizado por el IEEQ con su frase forzada de “Ni balazos, ni abrazos: inteligencia”, una afirmación en la que la candidata no ha sido ‘anclada’ como lo refieren los especialistas en comunicación política.

Luego, le montan un estudio de televisión para encabezar un ‘Talk Show’ llamado Diálogos con Celia; un ‘programa de entrevistas’ que encabeza una mujer versada en leyes, pero con nulas capacidades de comunicación y empatía y sin el dominio de los tiempos televisivos.

El resultado: esquemas cuadrados y aburridos.

La hemos visto también recibir el bastón de mando de comunidades indígenas; igualito que el inquilino de Palacio cuando asumió  dos veces, la Presidencia de la República —la primera, cuando se autoproclamó como ‘presidente legítimo’ y la segunda cuando el INE lo calificó como el verdadero ganador de una elección democrática—.

Ese y otros ejemplos me dejan claro que, quienes intentaron, en un principio encaminar la campaña de la magistrada se equivocaron de todo a todo, pero ellos no son los únicos responsables; aparentemente a la magistrada en retiro los cuatro procesos electorales previos en los que ha participado —dos al Senado de la República, 2012 y 2018; y 2003 y 2015 a la gubernatura del estado— no le han servido para aprender cómo hacer una campaña ganadora.

El mismo discurso sin fundamentos del Gobierno Federal; la promesa reciclada del metro que hará simple y sencillamente ‘no robando’; no le han dado el resultado que ella esperaba.

De ahí que ha tenido que recurrir a un cambio de estrategia y ha comenzado a llamar a la base electoral del inquilino palaciego, para que vean en ella una extensión del originario de Macuspana. En Querétaro, por lo visto y lo medido. tampoco le resultará. Digo.

 

Quejas, dudas y comentarios: 
@Paniagua_Fdo

Comentarios