Celebremos México

Genaro Montes Díaz

“La patria no es la tierra. Sin embargo, los hombres que la tierra nutre son la patria”. Rabindranath Tagore.

Septiembre es festivo, año con año los edificios públicos, paseos, avenidas y puentes peatonales, se pintan con el verde, blanco y rojo de nuestra bandera. Las ciudades del país se iluminan y se adornan con arreglos o pendones que nos recuerdan que es el mes de México. En las calles encontramos puestos con banderas de todos tamaños, así como un sin fin de artículos para conmemorar el grito de independencia. Las tiendas tienen una decoración festiva, la música de fondo le rinde un homenaje constante a la canción vernácula y en voz de diferentes intérpretes escuchamos la letra de Rubén Fuentes que nos recuerda “que bonita es mi tierra, que bonita, que linda es...”.

Además del grito de Dolores con el que inicia el movimiento armado, que sin ser la intención principal de los conspiradores, culmina con la independencia de México; en septiembre hay una serie de acontecimientos generados por grandes mexicanos, que también marcaron el rumbo de nuestra historia y nos han convertido en lo que hoy somos como nación. Estos hechos septembrinos han contribuído a escribir parte importante de la historia de nuestro país, por tal razón y al ser un mes abundante en efemérides, quiero destacar aquéllas que dada su importancia y trascendencia, han permitido construir el México de hoy.

Primeramente, como forma de gobierno y parte la cultura cívica del país, encontramos que José María Morelos y Pavón emite los Sentimientos de la Nación, que representan un conjunto de ideas para la conformación política de un nuevo estado, así como para el respeto de libertades individuales para los habitantes. Años más tarde, también en septiembre, nos encontramos ante la consumación de la independencia y por tanto el reconocimiento de México como una nueva nación. A partir del México independiente, se declarada abolida la esclavitud, se involucra Chiapas al Pacto Federal, se canta por primera vez el himno nacional mexicano y se elevan a rango constitucional las leyes de reforma.

También en septiembre, fueron creadas instituciones que han venido a contribuir de manera fehaciente a la vida política, económica y social del país. Así pues, surgen organizaciones de la importancia y trascendencia del Partido Acción Nacional, la Universidad Nacional Autónoma de México y el Banco de México, mismas que inspiradas en las ideologías, conocimientos y anhelos de quienes las concibieron, han generado pensamiento, desarrollo y mejores condiciones de vida para el país a lo largo de su historia.

En el ámbito cultural es también en septiembre cuando se crean la Academia Mexicana de Historia, la Academia Mexicana de la Lengua, el Fondo de Cultura Económica, la Sociedad Botánica de México y se inauguran el Museo Nacional de Antropología, el Museo de Arte Moderno, el Palacio de Bellas Artes y el Museo Nacional de Culturas Populares.

Septiembre no es un mes para celebrar únicamente una gresca armada. Septiembre nos da la oportunidad de celebrar ese México concebido por quienes quieren un país mejor y dejar un legado que trascienda a futuras generaciones. Septiembre es para celebrar a muchos mexicanos que pese a las adversidades ideológicas, políticas o económicas, han puesto su mayor esfuerzo e interés para desde su trinchera para seguir haciendo de la nuestra, una nación de la que todos nos podamos sentir orgullosos. ¡Viva México! ¡Vivan esos grandes mexicanos!

Abogado y catedrático de la Universidad Anáhuac. @gmontesd

Comentarios