¡Cayó en su propia trampa! | Querétaro

¡Cayó en su propia trampa!

Héctor Parra Rodríguez

Muy pronto cayó en su propia trampa Citlalli Hernández. Envalentonada la secretaria general de Morena, en redes sociales exigió a los consejeros del INE, Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, que no podían ganar más que el presidente de la República. No contó que los cibernautas la acusarían del doble sueldo que ella percibe, uno como senadora y el otro como secretaria de su partido político (dinero público), lo cual motivó que bajaran del portal de internet de la Plataforma Nacional de Transparencia el salario que percibe en su partido. 

Luego argumentaría, para esconder su gazapo, que, cuando fue diputada local donó la mitad de su salario; además, desde el 18 de abril pasado solicitó cancelar su sueldo en Morena. No presentó ni exhibió documento alguno para demostrar su dicho. 

Ahora, ¿pueden percibir un salario superior al del Presidente de la República algunos servidores públicos?

Constitucionalmente sí; legalmente también. En el caso están los Ministros de la SCJN y otros funcionarios más ¿Por qué razón ganan más que el Presidente? Simple, la Constitución determina que deben respetarse los salarios desde el momento en que fueron contratados; entonces no existía la ley que crearon en el gobierno de la 4T. Por lo tanto, quienes sean contratados posterior a la entrada en vigor de la nueva ley, no pueden percibir emolumentos superiores al del Presidente. 

Sumando los 2 salarios de Citlalli Hernández, seguramente ganaba más que López Obrador, por ello le reviraron un sin número de cibernautas, no pudo evitar ser evidenciada. Sin embargo, en los informes financieros que Morena debe entregar al INE, ahí seguramente consta quiénes cobran salario y la cuantía del mismo. 

Algo parecido sucedió con la ministra en retiro y senadora Olga Sánchez Cordero, quien percibe varios ingresos del gobierno federal muy superiores al salario del Presidente de la República. Con ella hay un problema legal, dado que recibe pensión y jubilación, jurídicamente no son considerados salarios. Sumados al sueldo como senadora. Percibe dinero por ser adulta mayor, por ser jubilada en el Poder Judicial y pensión del ISSSTE. Y en el Senado recibe salario, mismo que ofreció donar sin que haya demostrado a quién y cuánto ha donado. Gajes de los morenistas, crean leyes que ellos mismos no cumplen. 

Dos claros ejemplos de abusos que bien podrían multiplicarse. Mientras el presidente Andrés Manuel López dice percibir salario franciscano, en la práctica gasta millones de pesos del erario en el mantenimiento de su persona.  

Analista legislativo. @HectorParraRgz

Comentarios