24 / julio / 2021 | 12:54 hrs.

Carta dirigida a mis muy queridos lectores (¡Estoy muy triste!)

Carlos Alazraki

Mis muy queridos lectores: les dirijo esta Carta Semanal a todos ustedes, porque quiero compartirles una de las historias más tristes que he vivido en estos últimos años.

Les platico: Antier grabamos un especial que será transmitido el próximo miércoles por Atypical Te Ve con las dos madres que perdieron a sus hijos Marisol Tapia y Jocabet Pineda —en el accidente más previsible de la historia— y con un señor de edad madura, Enrique Bonilla Ruiz, que gracias a Dios sobrevivió al accidente.
Adivinaron. La TRAGEDIA de la Línea 12 del Metro.

¿Saben qué? Una cosa es leer los periódicos o ver en los noticiarios los pormenores del accidente narrados por un reportero o reportera y otra cosa es escuchar en vivo la tristeza de estas familias platicándonos lo que les sucedió.

Si yo les platico los pormenores de cada uno de ellos, me voy a quedar muy corto.
Si yo les platico cómo las autoridades y rescatistas trataron al señor sobreviviente diciéndole que no le había pasado nada y que ya se podía ir a su casa ¡¡TODO LESIONADO!!

Si yo les platico que a este pobre señor se le complicó la espalda, que apenas se puede mover, que sus ojos moros que tenía el día de la grabación no eran nada en comparación al día del accidente.

Si yo les cuento que este señor no puede trabajar y que al gobierno de la Ciudad le vale ABSOLUTAMENTE MADRES.

No me lo van a creer, ¿verdad?

¿Y si les cuento que las autoridades de Claudia Sheinbaum les dijeron a las mamás que perdieron a sus hijitos que el gobierno de la Ciudad las iba apoyar con psicólogas para ayudarlas a manejar su nuevo entorno y si también les cuento que estas psicólogas las vieron UNA SOLA VEZ cuando ellas mismas les dijeron a las señoras que con CINCO TERAPIAS NADA MÁS salían adelante?

¿Y si les platico que el gobierno de la Ciudad les dio $50,000 en efectivo y ahí se ven?

¿Y si les platico que a una de las mamás le dijeron que no había ni un joven de 13 años entre los decesos y que lo más seguro fue que el jovencito se había bajado una estación antes con sus amiguitos cuando el jovencito viajaba con su PAPÁ?

¿Y si les platico que después de 14 HORAS en que la señora se la pasó toda la noche buscando a su hijo por todos los hospitales, un enfermero le dijo: “Sra., ya me acordé, creo que vi el cadáver de su hijo al fondo del cuarto”, me lo creerían?

¿Y si les platico que la BASURA de Mario Delgado presidente de la otra BASURA DE MORENA, compró mal los trenes para la Línea 12?

¿Y qué tampoco hubo licitación para la compra de estos trenes?

¿Y si les platico que tampoco hubo mantenimiento al tren porque cortaron ese presupuesto?

¿Me creerían que ahora estas personas que viven en Tláhuac e Iztapalapa hacen 3 horas de ida y 3 horas de regreso en lugar de una?

Y, para terminar: ¿Sabían que uno de los jóvenes que falleció regresaba del centro con el regalo del Día de las Madres? 

¿Y que 6 días después del accidente en un triste 10 de mayo, mientras unas 100 madres protestaban afuera de Palacio Nacional por sus hijos desaparecidos, adentro de este humilde Palacio Nacional, en un escenario muy fastuoso, estaba Eugenia de León cantándole y celebrándole a las mamacitas de todo México por su día?

¿Y qué hasta el día de hoy, los diputados de Morena, Claudia Sheinbaum y el presidente López Obrador nos siguen mandando al carajo? Tengo un nudo en la garganta de coraje. 

Comentarios