Asociación de marcas, la apuesta femenina para que la franquicia salga adelante

18/09/2020
08:28
-A +A

Invertir con enfoque de género no solo es un imperativo ético sino un buen negocio, y así lo han demostrado mujeres que con sus respectivas franquicias avanzan hoy en medio de una pandemia que les ha significado sin duda, el mayor reto en su creatividad, fortaleza y desarrollo.
La Piojería, Mom&Son’s y Nana Plancha en conjunto, la suma de 32 años de labor ininterrumpida en esa búsqueda de un negocio propio, probado y exitoso, son inmejorable muestra de como la fuerza femenina es factor clave en un modelo de negocio como la franquicia, que requiere de disciplina en la administración y operación de su esquema.

Más allá del sexto sentido, la fortaleza femenina está en los buenos negocios.

Mayra González Ortega, Miriam Bautista y Liliana Caballero, creadoras de las citadas marcas tapatías, coinciden que en los negocios nada es imposible, que, con las colaboradoras adecuadas, herramientas suficientes y logística correcta, se superan errores iniciales para lograr la especialización.

Ellas, decidieron enfrentar la actual contingencia sanitaria y económica con la unidad, la alianza que las hace más fuertes para aprovechar nuevos nichos de mercados; “ser más visibles frente a un o una inversionista, en una fórmula de tres en uno”. Es decir, tres modelos de negocios en salud, limpieza y bienestar, que han probado durante el Covid-19, lo esencial de sus servicios y por ello, no cerraron y, por el contrario, sigue la apertura de sus franquicias en Guadalajara y Aguascalientes y ahora, apuestan por el Bajío.
Osiris Ruvalcaba, con la encomienda de la comercialización en esta asociación de marcas bajo mando femenino, simplifico así: “hay tres opciones de negocios y con ello, tres oportunidades de ingresos. Vamos por la plena confianza de los emprendedores, con la oportunidad para ellos de diversificar”.

La Piojería con presencia en Querétaro, suma 23 unidades en 11 estados de la República Mexicana; Mom&Son’s tiene ya 15 sucursales, principalmente en el occidente, pero prepara su desembarco en el Bajío, dando prioridad a Querétaro; Nana Plancha suma 33 unidades en su red, y busca retornar a la capital queretana y sus municipios conurbados.

Con clara vocación social, este trío de mujeres talentosas, no se conforman con el éxito de sus establecimientos. Proporcionan fuentes de empleo en un 98% a mujeres, madres de familia; han tomado líneas de confección y comercialización de sombreros para ayudar a artesanas, crean sus propios productos incluso en busca de la exportación y dan forma a academias de profesionalización en el servicio.

A partir de sus franquicias, darán forma a una Asociación Civil en Contra de la Violencia Femenina.

El liderazgo obtenido en sus negocios, Mayra, Miriam y Liliana, lo buscan traducir en ayuda a las mujeres. “Compartimos mismos valores como madres de familia y si bien nos encantan los negocios, esta empresa debe servir también para apoyar a las personas a través de una asociación civil que estimamos comience su servicio en el 2021”.

Las alianzas nos harán más fuertes, coinciden tres empresarias que, si bien con distintos modelos de negocios hoy aportan a la industria de la franquicia un esquema excepcional, la asociación de conceptos, es decir virtuosidad en tiempos de emergencia.

 

[email protected]

Comentarios