¡Así no, Marcelo! | Querétaro

¡Así no, Marcelo!

Héctor Parra Rodríguez

El aspirante a la presidencia de la República, se confronta con congresistas de los EUA, echándoles en cara la muerte de 150 mil norteamericanos el año pasado por el consumo de fentanilo. Congresistas que han criticado la excesiva violencia que se vive en México, quienes han insinuado la intervención de los vecinos del norte para combatir frontalmente a la delincuencia organizada. 

Marcelo Ebrard Casaubón, Secretario de Relaciones Exteriores, el mismo que demandó a las armerías norteamericanas, imputándoles la responsabilidad de la violencia en México, por la venta de armas. Da dos golpes a los norteamericanos a causa del pésimo resultado que ha dado el gobierno de la 4T. Marcelo pretende no reconocer el trasiego de las drogas que se producen en México, se introducen a territorio norteamericano y generan muertes; pero reconoce, esos a quienes critica, como responsables de la venta de armas y violencia en nuestro territorio, causa de los casi 120 mil homicidios durante el gobierno para el cual trabaja. 

Trato rudo e innecesario por parte de Marcelo para con los vecinos, cuando su obligación es generar lazos de cooperación para combatir y abatir problemas comunes. Los funcionarios del gobierno federal siguen la misma política del presidente de la República, culpar a otros de los problemas que no son capaces de resolver. Así llevan 3 años 6 meses, responsabilizando a otros, sin cumplir con las promesas de campaña, como fue la de reducir la violencia y combatir a la delincuencia organizada con “abrazos”. Estrategias fallidas. Los programas sociales “Sembrado Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro”, que serían el anzuelo para rescatar a miles de mexicanos de la violencia, se convirtieron en programas clientelares de naturaleza electoral; millones de mexicanos y mexicanas cobran becas y la violencia se exacerba. Ello sin contar con las 21,546 personas desaparecidas durante el gobierno del fracaso. Cifras proporcionadas por el Secretariado Ejecutivo del sistema Nacional de Seguridad Pública y la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas. 

El colmo. El presidente López Obrador, minimiza el problema de los asesinatos, asegura que el 75% de los homicidios se dan entre “bandas” y la violencia no es generalizada en el país. De ahí que no sea válida la excusa de Marcelo, al referir que en casa de nuestros vecinos mueren 150 mil norteamericanos por consumir drogas: culpa de ellos; y que, las armas homicidas en México también es culpa de los estadounidenses.  

 

 

Analista legislativo. @HectorParraRgz

Comentarios