Ante el fracaso, “échale la culpa al INE” | Querétaro

Ante el fracaso, “échale la culpa al INE”

Guillermo Tamborrel

Como ocurre en otras áreas del gobierno de la “Cuarta Transformación”, las y los promotores de la denominada “revocación de mandato”, empezando por el Sr. Presidente, diseñaron la estrategia para implementar dicha consulta de tal forma que si no se alcanzan los resultados deseados entonces alguien más, en este caso el INE, tuviese la culpa.

Es importante tener presente que el ejercicio de la consulta implica dos momentos cruciales: 

El primero se refiere a lograr las firmas necesarias para que se celebre la consulta, 3 % de la lista nominal —sobre 2,750,000 firmas de electores—. Meta alcanzable por las y los promotores de la consulta (de hecho la van a rebasar y por mucho).  

El segundo momento se refiere a alcanzar una participación del 40% del listado nominal (casi 37 millones de votos) para que el resultado sea vinculante, es decir válido-obligatorio y desde luego represente una victoria  política y electoral para la Cuarta Transformación. 

Aún y cuando ellos saben que el resultado de la votación será contundente a favor de que el Presidente concluya su mandato como está establecido, temen no alcanzar la participación de 37 millones de electores y que ello se interprete como una gran derrota política. Esto a pesar de que serán millones los acarreados y millones los beneficiarios de programas sociales que serán extorsionados para acudir a votar.

Es importante tener presente que millones de mexicanos, y entre los que me incluyo, reprobamos al actual gobierno, no participaremos en la consulta pero sí queremos que el Sr. Presidente cumpla con su responsabilidad y concluya su periodo de gobierno como se estableció originalmente, 30 de septiembre de 2024.

En otras palabras, ante el temor de la derrota política que significa no alcanzar los 37 millones de votos decidieron que el culpable de dicho fracaso sería el INE. Para lograrlo primero le recortaron el presupuesto ya que con un presupuesto recortado el ejercicio de la consulta se vería debilitado. Con recursos recortados o no se instalarían las casillas optimas como ocurre en una elección presidencial o no se haría la extensa promoción deseada por Morena y ello bastaría para echarle la culpa al INE del fracaso de no alcanzar el 40% del listado nominal.

Fuente de los Deseos: Ojalá que los millones de mexicanos que reprobamos al actual gobierno y que queremos que cumpla con su obligación de gobernar hasta el fin del periodo para el que fue electo no caigamos en la trampa de acudir a votar ni en la de aceptar que el INE es el culpable del fracaso de no alcanzar los 37 millones de votos. 
Comisionado del Consejo Estatal Contra las Adicciones (CECA). @TAMBORRELmx

Comentarios