17 / septiembre / 2021 | 04:57 hrs.

AMLO visita la tierra del chapo por tercera ocasión

Héctor Parra Rodríguez

El fin de semana AMLO realizará su tercera visita al municipio de Badiraguato, Sinaloa. Un territorio con una población de 26, 542 habitantes. Los badiraguatenses confían 19. 9% en la Guardia Nacional (Policía Federal) y un 7.3% desconfían de ellos. El personal más confiable del poblado son los jueces, con un 49.8%. 

Un pequeño municipio ubicado en el Estado de Sinaloa, linda con Durango y Chihuahua. Tierra en la que López Obrador, un 29 de marzo de 2020, alegremente se bajó de la camioneta en que viajaba para saludar de mano a la madre de Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como el “Chapo”.  

Acción irresponsable e incomprensible que justificaría: “lo hice por tratarse de una persona mayor de 90 años”. Aquella le pidió intercediera por su hijo, quien se encuentra compurgando prisión en los EUA, por diversos delitos, entre otros, narcotráfico. La señora Consuelo entregó en mano de López una carta. La seguridad del presidente la proporcionaron los capos, hecho pactado con el Ejército, personal responsable de la inseguridad del presidente. 

Para complicar y ahondar las sospechas de sus frecuentes visitas a la tierra de la amapola, AMLO decidió que el “encerrón” sería a puerta cerrada. Recibirá abrazos, no balazos. La presión social hizo que cambiara de opinión, al día siguiente su coordinador de comunicación social difundió la retractación, no será “privada la reunión: será pública. Sí, en plena prohibición de realizar actos publicitarios por ser periodo de campaña de su consulta. 

Tierra del “Chapito”, Ovidio Guzmán, personaje buscado por las autoridades norteamericanas, presunto responsable que logró su libertad en Culiacán, Sinaloa, gracias a la ilegal orden presidencial, cuando había sido ejecutada la aprehensión. Hasta hoy no existe razón válida, razonada y justificada de las visitas del presidente a un municipio que política, social y económicamente no figura en el mapa, se hizo famoso gracias a las vistas del primer mandatario. El pretexto, supervisar por tercera ocasión la construcción de la carretera que comunicará a los badiraguatenses con el Estado de Chihuahua. 

AMLO se comprometió en apoyar a la familia del “Chapo”, para que, por medio de “visas humanitarias” pudieran visitar al sentenciado. También pedirían auxilio para que lo extraditaran a México. Demasiadas coincidencias para visitar hasta por 3 ocasiones un municipio, de los casi 2,500 que existen en México. Sin duda son consentidos de López Obrador ¿Razón? Le sirve para distraer a los mexicanos sumidos en el caos de la ingobernabilidad.

Comentarios