Almanaque

José Daniel Peña

Mucho se ha escuchado que para tener un buen futuro, debemos primero tener un buen presente, pero antes haber tenido un mejor pasado. Pensar en prospectiva es en pocas palabras lo que nos podrá sacar de donde estamos y que no es otra cosa que la pasividad.

De esta manera, es como quiero presentar mi columna que llevará por nombre, Almanaque, misma que a partir de este miércoles y hasta que la tinta se agote se estará publicando cada semana. Aquí, a través de los sucesos pasados y presentes, es como podremos vislumbrar un poco de lo que vendrá para nuestro deporte y no local únicamente, internacional también, pues por empeño y fortuna tenemos atletas que desde hace un par de años brillan en lo más grandes escenarios del mundo deportivo.

Pero comencemos en casa. De la raíz del deporte queretano, el que ha dado y ha quitado, el que ha llorado y ha brindado felicidad por el éxito y logro conquistado. Aquel que se juega en una cancha de tierra o bien, en una de césped sintético. El que se practica en la calle o avenida mucho antes que en una Unidad Deportiva.

Querétaro es aun, una ciudad en la que practicar deporte al aire libre todavía se puede. Lo vemos en las noches al cruzar por una calle de algún barrio oscuro, y lo vemos también en las pequeñas colonias que al contar con una cancha de usos múltiples sus habitantes   juegan futbol, basquetbol o volibol y eso, si el tráfico que gente para tan pequeño espacio lo permite.

Las autoridades deportivas municipales como estatales, se han preocupado mucho por brindar espacios en el que los queretanos puedan salir a ejercitarse, se han preocupado por adecuar viejos espacios. Botes de pintura y un logotipo del actual gobernante, es lo primordial para decir, aquí hay áreas deportivas para ustedes los queretanos que merecen un espacio digno donde salir a practicar deporte. Balones, playeras y una gorra es la cereza en el pastel de cada refinamiento de espacios. Al menos así es como lo han hecho notar.

Lo cierto es que para nuestros directivos del deporte, lo que hacen es más que suficiente para decir que deportivamente hablando, Querétaro está bien, y sí, sí lo está pero, ¿qué hay de todo lo demás en que  se debe  trabajar?, y aquí hago referencia a que no sólo el deporte en Querétaro es adecuar espacios, pintar las canchas múltiples o colocar gimnasios públicos que no son más que kilos de fierro soldados y maquillados de gimnasio que por lo pesados, nadie o pocas personas los utilizan. El deporte es más que eso; planes, proyectos, estrategias, ver de qué manera proyectar a Querétaro deportivamente, proyectar al atleta que tiene oportunidades de triunfo y no que una vez que el atleta triunfe, proyecte con su logro a Querétaro y entonces sí, ocuparlo de estandarte.

Hoy van tres queretanos a Juegos Olímpicos. Ya están en espera de arrancar, están en campamento y en competencias. ¿Habrá medallas para ellos?, sí que las habrá pero, ¿y después de ello que pasará. Triunfan y ya cumplieron?.

En el deporte hay mucho por hacer y eso será diseñar planes a futuro y no quedarnos con recibir pintura, una playera y un balón para decir que nuestro deporte en Querétaro, está muy bien. Planeación y estrategia deberían ya de tener las autoridades deportivas, los analistas de proyectos o por lo menos hacer ruedo a ellos, o ¿sabe usted quienes son esos tres atletas. No verdad?. Bueno, espere a que triunfen y los conocerá, por ahora no existen.

Esperemos que estos atletas proyecten a Querétaro y que para mejorar las condiciones de oportunidad de otros deportistas de alto rendimiento, existan planes para lo que venga después de esos triunfos de los queretanos en Juegos Olímpicos de Río 2016. Anótelo, está en el Almanaque.

Comentarios