Alerta aeropuerto Querétaro

Natividad Sánchez

Segundo tema de mi serie de tres que les comenté en la columna anterior, el primero fue sobre “los famosos 100 mililitros” de los recipientes que se permiten subir en la maleta de mano. Con esto de que están de moda las “series”, pues a trabajar.  El sábado anterior les platiqué que hice un viaje saliendo del Aeropuerto Intercontinental de Querétaro rumbo a Puerto Vallarta, Jalisco. Y habría que resaltar detalle a detalle lo que hace falta para mejorar el servicio al pasajero. A mi gusto, incluso, queda corta la lista de salidas y llegadas, pues es mucho más cómodo para quienes vivimos en el estado no tener que pisar CDMX o algún otro sitio alterno, por aquello de la escala y el cansado trayecto de regreso a la ciudad, sin embargo, aunque el tema que tocaremos no sea propiamente asunto del aeropuerto, si se resolviera, le ayudaría, y en este momento desde luego, le afecta.

Para empezar, de los 77 aeropuertos con los que contamos en México, sólo cuatro figuran en el ranking de los mejores, no por modernidad sino por flujo de paseantes. El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el de Cancún, el de Guadalajara y el Aeropuerto Internacional de Monterrey, todos  con defectos y virtudes, pero quizá la falla más grande con el que la mayoría cuenta es la falta de transporte tanto para llegar como para salir. Los altos costos en la tarifa de los taxis tradicionales y por aplicación, el deficiente servicio de autobuses, y la escasez de rutas, dejan mucho que desear. Se me olvidaba, otra opción es irte en tu auto y dejarlo en el estacionamiento los días que te vas de viaje, obviamente la alternativa más cara. 

En definitiva, en Querétaro para llegar y salir del aeropuerto no es opción el transporte público. Como primer punto, la gran alternativa que se abría en 2019 con Servicios Coordinados ya no funciona como antes, de la gama de horarios que tenían, ahora sólo ofrecen tres, si te acomodan bien y si no, no hay más. Como les decía, en nuestro viaje a Vallarta investigamos opciones que no fueran taxis tradicionales ni por aplicación, buscando “economía”. Encontramos que sólo salía un autobús rumbo al aeropuerto, “de los azules” que van a “El Marqués”. Lo tomamos en  Av. Pasteur a la altura de la alameda, hicimos poco más de hora y media, pues entra a comunidades y hace paradas. Te deja en la entrada del aeropuerto sobre la carretera, así que debes tomar en cuenta que hay que caminar para llegar a la puerta (lo digo por los tiempos, si eligen esta opción) y aunque no fue lo mejor, pudimos llegar a bajo costo, pero no lo recomiendo. De regreso fue peor, salimos del aeropuerto a la carretera, caminamos al puente peatonal que está justo enfrente y no alcanzamos a tomar el autobús, pensamos que pasaría pronto el siguiente, pero sorpresa, estuvimos esperando más de una hora, entre que los taxis  nunca pasaban, una de las app no tiene servicio en esta área, se oscurecía y la otra no encontraba conductores disponibles, por fin pasó el autobús. Al subir, el chofer dijo que sólo llegaría hasta “Los Héroes” porque tenía  una llanta ponchada, pues ni modo, subimos y ahí tomamos otro que llegó a la alameda, de este sitio tomamos taxi a donde dejamos guardado nuestro vehículo y de ahí a la casa de todos ustedes. 

*Periodista y conductora
Premio Nacional de Locución 
otorgado por la ANLM
Twitter @NatividadSanche

Comentarios