7.5 % (oficial) vs. 2 %

Guillermo Tamborrel

De cara a la cuarta ola de Covid 19 que desgraciadamente se vislumbra en el horizonte y que acorde a la experiencia de otras pandemias suele ser la más letal (ej. fiebre española a principios siglo XX) es importante que tengamos presente la forma en la que el gobierno federal y buena parte de la sociedad estamos enfrentando la pandemia

Al día de hoy la tasa de letalidad, que es el número de fallecimientos entre el número de casos confirmados, es la siguiente:  

En México y partiendo de las cifras oficiales (aunque se prevé que la cifra real es de poco más del doble) tenemos una letalidad del 7.5% mientras que a nivel mundial la tasa es del 2%. Comparándonos con países similares tenemos: Brasil 2.8%, Argentina 2.2%, Bolivia 3.5%, Chile 2.8%, Colombia 2.5%. Esto se traduce en que por cada enfermo fallecido en países similares de latinoamérica, en México desgraciadamente fallecen tres (aproximadamente).

Lo anterior se puede deber, desde mi perspectiva, a una de dos causas. La primera es que en México seguimos sin hacer el número de pruebas necesarias por lo que los casos no se detectan a tiempo o las personas no acuden al médico y por ende no se pueden atender como hubiera sido deseable. La segunda es que no estemos proporcionando la atención médica necesaria.  Cualquiera que sea la causa o las causas podemos concluir de manera tajante que el manejo de la pandemia por parte de las autoridades de salud federal y de parte de la población ha sido no solo malo sino pésimo aunque las autoridades digan lo contrario.

Lo anterior se confirma cuando observamos que lamentablemente México ocupa el primer lugar mundial en lo que se refiere al fallecimiento de personal médico (en 18 meses de pandemia fallecieron 4,057 personas trabajadoras de la salud —médicos, enfermeras, etc.— lo que equivalió a una persona de 59 trabajadoras de la salud infectadas, como referencia en EU falleció una de 304 enfermos).

Es por lo aquí señalado que deberemos redoblar las medidas preventivas —uso cubrebocas, sana distancia, frecuente lavado de manos, acudir al médico ante la sospecha o presencia de síntomas— y exigir al Gobierno Federal y también a la sociedad el que todas y todos nos vacunemos a la brevedad. Esta más que comprobado que las vacunas si ayudan y mucho a sanar y no morir a quienes se llegan a contagiar.

Fuente de los Deseos: Ojalá que todos entendamos que ante la falta de un manejo de la pandemia basado en criterios científicos por parte del gobierno federal y de la irresponsabilidad de parte de la sociedad, debemos extremar las medidas preventivas y sobre todo vacunarnos. 

Comisionado del CECA

Comentarios