2015: Retos energéticos | Querétaro

2015: Retos energéticos

Susana Chacón

Después de un breve descanso, el país retoma poco a poco su dinámica cotidiana. México está de nuevo en el escenario internacional. Muchos son los temas de su agenda exterior para el 2015. Muchas las visitas al extranjero y otras tantas de representantes externos a nuestro país. Tan solo en dos días más, el presidente Peña Nieto estará en Washington en su primera visita oficial a Obama, retomando lo esencial de la agenda bilateral. Justo después, tendrá lugar la tradicional reunión anual de embajadores y cónsules en la capital del país. Uno de los aspectos que se tratarán a lo largo de todo el año, es el del desarrollo futuro. Uno de los mensajes que se lleven ante los países en los que nos representan, será el de favorecer la imagen ante el exterior.

En cuanto al tema energético, éste es sin duda uno de los principales que de nueva cuenta estará sobre la mesa pero con un tono distinto al del año que termina. Ya con la reforma, el mensaje y las preocupaciones cambian. Su implementación nos permitirá en parte, enfrentar los nuevos retos nacionales e internacionales que se vislumbran claramente y que varían en importancia.

Nos preparamos para la construcción de gasoductos desde Salina Cruz a Pajaritos y al menos doce más que vincularán el territorio mexicano con una infraestructura energética que se requería desde hace varias décadas. La frontera México-Estados Unidos estará cada vez más conectada con el fin de que importemos gas a más bajo costo. Por otra parte, el gobierno mexicano debe responder a la creciente reducción de importación de petróleo de EU.

Con Canadá, sabemos que se comienza una guerra por el mercado estadounidense de petróleo pesado. Quién lo lleve hasta las puertas del Golfo de México será el gran ganador. Hasta hoy se ha visto que no es necesario la terminación del gasoducto Key Stone, o la construcción de otros nuevos. Su transporte ferroviario vía Trans-Canadá, ha sido cada vez más eficiente y competitivo desde Alberta. México sabe que no debe perder este mercado dado que representa parte sustancial de los ingresos nacionales.

Los bajos precios del petróleo responden al descontento de los países árabes dado el incremento de producción energética en Estados Unidos. El presupuesto nacional tendrá que reaccionar, como lo ha hecho hasta ahora, para reducir los costos de los precios internacionales. Esto conlleva que la velocidad de los resultados esperados en la Ronda Uno, se frene dada la caída.

Los cuestionamientos ante el boom del Shale gas o gas de lutitas, crecen constantemente y se centran en los estudios que reiteran que la producción en EU no solo es limitada sino que tendrá daños ambientales altamente costosos. Además, deja de ser costeable con los precios tan bajos como los actuales. Este escenario sustenta que el uso de energéticos convencionales continuará en tanto no se invierta más en los alternativos y más aún en los no convencionales.

La producción de petróleo en aguas profundas libra una batalla ante los ojos de múltiples y nuevos inversionistas extranjeros como los chinos, rusos y brasileños. Todos, con intereses precisos sobre lo que quieren lograr. Para ellos, el gobierno de México debe presentar reglas claras que eviten la posibilidad de errores o falta de certidumbre que traslade su interés hacia otras latitudes.

Cuba representa una pieza adicional en el tablero energético. Su presencia en el mercado mundial era muy distinta como una economía cerrada y sin relaciones diplomáticas con EU. Al ser dependiente de países productores como Venezuela y Rusia, sus posibilidades estaban atadas. Hoy, su presencia y futura participación internacional hará que México comience también un nuevo tipo de relaciones y negociaciones en materia energética no sólo con el gobierno cubano bilateralmente, sino junto con EU en un espacio trilateral que no era necesario pensar antes del acercamiento entre Obama y Castro justo desde este diciembre.

Tan solo en este tema, el nuevo año comienza movido. Sumados los otros, obliga más que nunca a pensar estratégicamente. 2015 representa retos pero también grandes oportunidades. Enhorabuena a todos.

Vicepresidenta internacional del Club de Roma

Comentarios