San Miguelito y su historia de solidaridad | Querétaro

San Miguelito y su historia de solidaridad

Comunidad 20/07/2012 12:54 Actualizada 12:54

A 20 minutos de la capital del estado se encuentra San Miguelito, comunidad de la delegación Santa Rosa Jáuregui. El lugar tiene una particularidad desde hace 3 décadas varias de sus familias comenzaron a conformar pequeños talleres para la producción artesanal de balones de futbol.
Guillermo Baltazar Puga, junto con otros 20 hombres de la comunidad, conformaron una cooperativa de producción de balones; a base de esfuerzo, trabajo y tocar puertas han logrado no sólo sacar adelante a sus familias, sino generar empleo a mil personas, tanto de la comunidad como de los alrededores.
La demanda de su producto los ha llevado a ser solidarios unos con otros, esto es si alguien de los que integra la cooperativa tiene un pedido que rebasa sus posibilidades pide el apoyo de otro taller, de esta manera han logrado consolidar sus pequeñas microempresas y hacer frente a su demanda.
Los talleres son rudimentarios, ocupan uno de los cuartos de las viviendas. En el caso de don Guillermo, cuenta con una máquina denominada suajadora que es la que se encarga de cortar el plástico con el que se hacen los balones, otros lo hacen a mano; la mayoría del trabajo es manual: implica el trabajo de serigrafía, cortado y cosido de piezas.
A un artesano le lleva 3 horas hacer un balón de manera manual, que en el mercado llega a tener un costo de 50 pesos como mínimo a 100 pesos el de mejor calidad, mientras que la colocación es diversa ya que surten pedidos del interior del estado, como es el caso de Cadereyta, San Juan del Río, Ezequiel Montes y la misma capital, pero también lo hacen para ciudades circunvecinas del estado de Guanajuato: Celaya y San José Iturbide o incluso más lejanas como es el caso de Monterrey.
Este trabajo es de unión relata don Guillermo, es de toda la comunidad “tenemos unos que cortan otros sellan otros cosen y otros pegamos, yo preparo el material les digo cuanto corte así debe ser el trabajo todos nos ayudamos entre todos, gracias a esto la migración a los Estados Unidos ha sido cada vez menor, hoy nuestros hijos ya tienen esta fuente de trabajo y los adultos ya no tenemos que salir a otras partes y dejar solas a nuestras familias”.
Hoy y a fin de eficientar tiempos y cubrir una mayor demanda los artesanos piden a las autoridades apoyo para adquirir máquinas de cortar y de serigrafía y un lugar en donde trabajar adecuadamente, refirió el representante de los productores de balones de San Miguelito, José Margarito Puga Rodríguez.
“no tenemos un espacio amplio no tenemos un espacio donde trabajemos juntos esa es la siguiente petición si había manera que nos apoyará queremos un tipo navecita para poder tener nuestra maquinaria junta y trabajar en equipo en una bodega, tener el espacio y ellugar adecuado para realizar nuestro trabajo”.
Durante el 2011 esta unión de artesanos surtió un pedido de 40 mil balones a gobierno del estado para el programa soluciones útiles y confían que este 2012 el pedido se mantenga, ya que esto les garantiza tener empleo durante un lapso de 6 a 7 meses.