Del green al lienzo | Querétaro

Del green al lienzo

Clase 23/11/2017 06:00 Fabiola Ocampo Actualizada 17:37

El pintor Pablo Bonner presentó su colección en la que retrata el campo del Club de Golf de Juriquilla y hace una analogía de este deporte con la vida

Ahí fue posible apreciar cómo de inmediato, a través de 12 acuarelas y un óleo, el diseñador gráfico y artista plástico transporta al espectador a las sorprendentes locaciones, tanto naturales como artificiales, que integran el paisaje del club.

“Cuando jugamos golf, más que disfrutar el deporte, gozamos de los árboles con más de 200 años; es una belleza para los ojos”, destacó Bonner.

El autor que radica en Querétaro desde hace 15 años ha experimentado con distinras técnicas y corrientes a lo largo de su carrera creativa, incluyendo pinturas abstractas.

En la imagen Mónica Encico y Luis Bonner

Santiago Bonner y Patricia Bert acompañaron al artista

Juan Pablo Bonner, Patricio Zeresero y Fernando Herrera estuvieron presentes en la exposición de Pablo Bonner

El Club de Golf de Juriquilla fue inspiración para la nueva serie del artista Pablo Bonner: “Nuestro campo en acuarelas”, y también escenario para su presentación. Ahí fue posible apreciar cómo de inmediato, a través de 12 acuarelas y un óleo, el diseñador gráfico y artista plástico transporta al espectador a las sorprendentes locaciones, tanto naturales como artificiales, que integran el paisaje del club.

“Cuando jugamos golf, más que disfrutar el deporte, gozamos de los árboles con más de 200 años; es una belleza para los ojos”, destacó. 

Sobre su vocación como creador plástico, cuenta que comenzó desde muy joven. “Creo que lo primero que hice después de aprender a caminar fue tomar un lápiz y comenzar a dibujar. Siempre me encantó porque crecí en una casa con papás artesanos”.

Para explicar por qué decidió realizar este trabajo, Bonner piensa en una analogía: “El golf y la vida tienen muchas similitudes, los dos requieren de diversos retos, concentración, ritmo y paciencia para salir adelante golpe a golpe. Si eso lo extrapolamos a la vida cotidiana –por ejemplo con los problemas–, entre más rápido queremos salir, más nos hundimos; si lo hacemos con paciencia, enfoque y pasión, terminamos con un buen juego y una buena vida”.

Pablo define “Nuestro campo en acuarelas” como una serie de pequeños bocetos primarios que se convertirán en una exposición de óleos en la que ya está trabajando. El autor que radica en Querétaro desde hace 15 años ha experimentado con distinras técnicas y corrientes a lo largo de su carrera creativa, incluyendo pinturas abstractas.

Comentarios