Virus mató 40% del empleo en el Centro Histórico de Querétaro

Locales no pudieron seguir abiertos: líder comercial

Virus mató 40% del empleo en el Centro Histórico de Querétaro
Foto: Archivo
Cartera 04/02/2021 06:39 Alma Gómez Actualizada 10:15

Desde que comenzaron las restricciones sociales y comerciales por la contingencia sanitaria de Covid-19, se han perdido el 40% de los empleos generados por el comercio local en el primer cuadro de la capital queretana, señaló José Antonio Torres, presidente de la asociación Alianza por el Centro Histórico.

Antonio Torres detalla que debido a las limitantes impuestas que los locatarios establecidos han tenido que cumplir desde el inicio de la contingencia, los pequeños empresarios fueron incapaces de mantener a todos sus trabajadores.

“Los grandes restaurantes del Centro Histórico y las grandes tiendas comerciales, ante las bajas ventas, lo primero de lo que han tenido que prescindir es de la gente que trabaja con ellos, es lamentable, posiblemente un 40% del empleo del Centro Histórico se ha perdido. Estamos buscando mecanismos, seguimos en contacto con las autoridades para ver qué podemos hacer, qué alternativas tenemos para después de febrero poder reactivar las ventas, porque de verdad para nosotros es muy difícil”, lamentó.

El presidente de la Alianza por el Centro Histórico detalla que la pérdida de empleos no es el único problema que enfrentan los locatarios establecidos en este punto de la capital, pues debido a las restricciones de horarios para los comerciantes, las ventas caen hasta un 90% durante los fines de semana, pues en estos días no se permite la venta el consumo de alimentos en los negocios.

Por lo que, dice, es urgente que los locatarios establecidos puedan trabajar bajo una nueva estrategia laboral.

En las mesas de trabajo que periódicamente mantienen con autoridades sanitarias, los locatarios del Centro Histórico piden volver a trabajar los fines de semana, pues con esta medida de restricción, los más afectados hasta ahora han sido los negocios donde venden alimentos.

“El Centro Histórico vive de los fines de semana y bajo este esquema lamentablemente los fines de semana se han tornado en días críticos para nosotros, eso ha roto la economía de todos los locatarios del Centro Histórico, porque al no haber ventas, por ejemplo de comida, pues todos los restaurantes prefieren cerrar, entonces la gente ya ni siquiera viene al centro, las ventas en fin de semana caen hasta un 90%”.

“Hemos visto un interés del gobernador por ayudar al comercio en esta contingencia, pero también entendemos que si los contagios no ceden, no hay mucho qué hacer. Es frustrante porque nosotros cumplimos con todas las normas de salubridad y no vemos un reflejo positivo, eso muestra que nosotros no somos la fuente de contagios”, comenta Antonio Torres.

Comentarios