16 / septiembre / 2021 | 11:23 hrs.

“La banca tendrá que asumir mayores riesgos para prestar”

Cartera 24/11/2015 04:10 Actualizada 04:24

La reducción presupuestal anunciada por el gobierno federal alcanzará en 2016 al Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) —el organismo creado por el presidente Enrique Peña Nieto como una de sus promesas de campaña— por lo que el reto será “hacer más con menos recursos”, explica Enrique Jacob Rocha, director general del instituto en entrevista con EL UNIVERSAL.

El recorte no se verá en el dinero asignado a convocatorias, ni a convenios de coordinación con los estados, sino en la cantidad de los recursos que se ofrecen como garantía a los bancos para que puedan prestar con menor riesgo a los emprendedores, por lo que la banca tendrá que analizar el riesgo que corre, explica Jacob Rocha.

El acceso al financiamiento por parte de la banca es precisamente uno de los problemas principales e incluso la barrera principal que impide crecer a las pequeñas y medianas empresas en México. Precisamente para mitigar este riesgo que corren los bancos al otorgarle un crédito a una pyme que recién se ha creado, es que existe este programa de garantías, el cual verá reducida su cartera para el 2016.

Con esta reducción, ¿Los bancos van a tener que decidir si asumir más riesgo o prestar menos? “ La banca tendrá cada vez más que irse metiendo en medir mejor el riesgo”, responde Jacob Rocha, sin embargo, se muestra seguro de que ésta seguirá atendiendo a este segmento, el cual vale recordar, paradójicamente es uno de los segmentos importantes de atacar para los bancos. La paradoja llega al momento de ver cómo la banca hace los análisis de riesgo.

Éste es uno de los aspectos más criticados en la actualidad, ya que éstos no son realizados de manera individualizada ni con métodos actuales e innovadores que permitan reflejar el nivel de riesgo crediticio real de un emprendedor, lo que le dificulta al mismo el acceso al financiamiento.

Ya desde agosto pasado se anticipaba la reducción de ingresos que tendría el Instituto Nacional del Emprendedor. Alejandro González, coordinador general de Planeación Estratégica, Evaluación y Seguimiento del organismo, declaró en agosto pasado que como consecuencia del recorte presupuestal, este año se apoyarían a 124 mil empresas menos.

En cuanto a la propuesta enviada por el Poder Ejecutivo a la Cámara de Diputados, ésta proponía reducir 11.7% del Fondo Nacional del Emprendedor (el fondo manejado por el Inadem) para pasar de 8 mil 907 millones a 7 mil 861 millones de pesos.

En lo que atañe al Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2016, se puede observar que los recursos destinados a programas de garantía operados por la banca de desarrollo tendrán una reducción en su participación de 11 puntos porcentuales. Mientras en 2015 de los recursos aprobados para el Fondo Nacional del Emprendedor al menos 36% iba destinado a garantías, en 2016 la proporción será de 25%.

¿Cómo ve el panorama para el Inadem para 2016 debido a la disminución de recursos?

Hay que reconocer que la situación económica también determina que el gobierno federal sea muy cuidadoso en el uso de los recursos. El propio Presidente había determinado grandes criterios para el presupuesto. El primero, no recurrir a mecanismos de financiamiento y el segundo, es descargar cualquier tipo de ajuste en la administración pública y no en la sociedad a través de los mecanismos que se tienen para captar ingresos.

O sea, sin aumentar impuestos.

Exactamente. Entonces nosotros tenemos que asumir esta política y el reto que es para nosotros. Y siendo una institución que se dedica al emprendimiento, tenemos que poner mucha innovación y mucha creatividad para hacer más con menos recurso o más con un recurso similar al del año pasado. Seguiremos trabajando con los principales aliados porque necesitamos apoyar a los emprendedores y hacer que el ecosistema sea más sólido e interconectado, dar más oportunidades a que los actores surjan y se desarrollen.

¿Quiénes podrían ser los afectados por esta reducción presupuestal?

Nosotros ejecutamos el Fondo Nacional del Emprendedor a través de varios rubros. Garantías (son programas operados por la banca de desarrollo y que apoyan con fondos a los bancos para mitigar el riesgo de prestarle a los emprendedores) y programas concurrentes, que ofrecemos vía convocatoria o vía convenios de coordinación.

Lo que pensamos hacer nosotros es repetir nuestros convenios de coordinación con los estados y tendremos que revisar los montos con ellos.

Segundo, las convocatorias por supuesto que las vamos a mantener por lo menos con los montos que tuvimos durante este año, ahí no estaría la variable de ajuste.

Sin embargo, el porcentaje que se destinará a garantías va a ser menor.

Esto también a nosotros nos ayuda porque nos permite sostener cierto nivel de recursos para continuar fuertemente apoyando a convocatorias y con esto a la población abierta.

Por otra parte, también nos permite seguir trabajando con nuestros aliados sector público estatal para apoyar programas críticos de desarrollo al emprendimiento a los estados.

¿El recorte al gasto en la parte de garantías no va a afectar al otorgamiento de préstamos?

Garantías tiene dos componentes, uno son los programas masivos y el otro son los programas enfocados. En éstos últimos nos vamos a sostener en el mismo monto al menos, que es básicamente el programa Crédito Joven y por ejemplo, financiamiento en sectores estratégicos, por ejemplo en el sector de autopartes. Como es un programa de financiamiento especial se va a mantener. Los programas masivos son aquellos programas que utiliza Nacional Financiera para incentivar que la banca privada financie. Es un programa que está llegando a agotarse, porque lo que estamos haciendo con el recurso público es tomar parte del riesgo de la banca en el financiamiento a los emprendedores. Y eso estuvo bien que se hiciera para que hace algunos años con este programa la banca tuviera este incentivo de participar, pero hay que irse retirando. Es un primer paso el que estaremos haciendo en esta ocasión y vamos a ir reduciendo el recurso a los programas masivos. Este programa nacional de garantías cada vez más estará financiando menos los programas masivos. Éstos son aquellos en los que se subasta la garantía, son abiertos, y no tienen ningún foco. Los sectoriales son aquellos en los que nos interesa que la banca se meta porque es un sector estratégico en ese estado, como autopartes, agroindustria, aeroespacial, y así sucesivamente, turismo en Oaxaca.

¿Los bancos van a prestar menos? ¿Qué les toca hacer para apoyar a los emprendedores?

El segmento que más está creciendo en la cartera de los bancos es el segmento pyme, entonces estoy seguro de que en la medida en la que cuenten con menos recursos van a seguir atendiendo al segmento, tendrán que asumir un poco más de riesgos, pero lo seguirán atendiendo. No recuerdo con exactitud pero según datos de la Asociación Mexicana de Bancos decían que ese segmento estaba creciendo en el orden de 20% o un poco más incluso.

Es un segmento que representa un área de oportunidad para la banca comercial, así que ésta tendrá cada vez más que medir mejor el riesgo, pero tendrá que hacerlo.