Urge revertir caída del poder adquisitivo: Cepal

Cartera 23/05/2016 01:01 Actualizada 09:48

Dos de los pendientes que debe atender México en materia laboral son revertir la precarización del empleo y del poder adquisitivo de salarios, advirtió la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena.

Esto obliga a evaluar esquemas de alzas salariales, que pudieran ser graduales y acompañarse de políticas de aumento a la productividad, sin descuidar niveles inflacionarios, dijo en entrevista con EL UNIVERSAL.

La representante de la Cepal dijo que se puede tomar el ejemplo de Uruguay, país que implementó políticas de aumento salarial para recuperar el poder adquisitivo, lo que les tomó cinco años, aunque Brasil lo hizo en ocho, “pero es un paso que puede hacerse relativamente rápido”.

Cuando hay desaceleración económica el consumo interno puede ser un motor de crecimiento, pero requiere de capacidad de compra, detalló.

A la par que se atiende la pérdida del poder adquisitivo —que se acumuló por las crisis económicas que vivió México — debe revisarse el problema de bajos niveles salariales de empleos, porque debiera “cuidarse la calidad” de éstos, para que el ingreso permita alcanzar la línea de bienestar.

“En México ha habido un aumento de empleos, pero con salarios más bajos. No se han perdido empleos, se han precarizado”, una situación que se observa en toda Latinoamérica donde parte de los asalariados ahora trabajan por cuenta propia y ello modifica el tema de protección y seguridad social, y derechos de los empleos, expuso la responsable de la Cepal.

Bárcena dijo que a pesar de la desaceleración económica que se vive, esto no se va a traducir en un aumento de los niveles de pobreza ni del desempleo en México este año, como sí se prevé en otras naciones de la zona.

El momento económico que se vive debe llevar a los gobiernos de América Latina, entre ellos el de México, a cambiar el estilo de desarrollo, el cual es inercial y no es sostenible porque se basa en un dinamismo económico mediocre, que genera desigualdad y problemática ambiental, añadió.

De visita por el país, con motivo del 36 periodo de sesiones de la Cepal, del 23 al 27 de mayo en la Ciudad de México, Bárcena aseveró:

“Venimos con ganas de que México se plantee una política de mediano plazo, que vea hacia dónde quiere ir el país”, porque aquí y en el mundo entero “estamos en un momento en que hay que repensar el desarrollo”.

A pesar de que en 2015 la economía mexicana fue de las que más recibió Inversión Extranjera Directa, con más de 28 mil millones de dólares, la tendencia mundial es que 90% del capital se vaya a países desarrollados.

Donald Trump. Estados Unidos tiene una línea económica financiera que difícilmente va a tener cambios radicales aún con la llegada de un presidente con otras ideas, dijo Bárcena.

Hay declaraciones de Trump difíciles de concretar, porque “sería impensable” que se regresen los trabajadores mexicanos, pues ¿con qué empleados se queda Estados Unidos?, mencionó.

Advirtió que México no puede ser tan dependiente del mercado estadounidense, tiene que ir hacia Europa, Asia Pacífico y hacia el Sur.

Temas Relacionados
urge revertir caída del Poder adquisitivo