23 / septiembre / 2021 | 07:16 hrs.

Ronda 1.4 captará inversiones

Cartera 18/12/2015 03:45 Actualizada 11:11

Los 10 campos en aguas profundas y ultra profundas que se van a licitar como parte de la cuarta convocatoria de la Ronda 1 pueden traer al país inversiones por casi 44 mil millones de dólares por los altos volúmenes de recursos prospectivos que se estima pueda tener y que en conjunto superan los 2 mil 907 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Se trata, aseguró el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, de áreas contractuales con una prospectiva de recursos elevada, un nivel alto de riesgo e inversiones cuantiosas.

Buscamos aprovechar la riqueza en aguas profundas en donde están 76% de los recursos prospectivos con que cuenta el país, añadió.

En la Presentación de la cuarta convocatoria de la licitación de la Ronda 1 en aguas profundas y ultraprofundas, el secretario explicó que esta cuarta licitación está diseñada para “atraer a empresas que cuentan con capital y tecnología para extraer petróleo y gas en estas regiones de difícil acceso”.

No obstante, reconoció que “los primeros barriles de producción los veremos más allá de este sexenio”.

Lo que estamos haciendo, añadió, es “sembrar para el futuro”, considerando que el periodo de vigencia de los contratos que se asignen van de los 35 y hasta los 50 años.

Comentó que hasta ahora, con las tres licitaciones que se han concretado, México cuenta con 30 empresas más que conforman la nueva industria de hidrocarburos y que representan inversiones por 7 mil millones de dólares a largo plazo.

La subsecretaria de Hidrocarburos de la Sener, Lourdes Melgar, estimó que la inversión requerida en cada área contractual es de casi 4 mil millones de dólares en promedio.

Detalló que son bloques más grandes que los que se han licitado hasta ahora de mil 650 y hasta 3 mil 200 kilómetros cuadrados, tanto en Perdido como en la Cuenca Salina y con profundidades de entre 500 y 3 mil 100 metros de tirantes de agua.

Reiteró que uno de los requisitos que deben cumplir las empresas que lideren los proyectos (las operadoras) es participar al menos con 30% del capital requerido. En este caso, el porcentaje de contenido nacional no superará 10% a lo largo de la vigencia de los contratos, explicó.

El subsecretario de Ingresos de Hacienda, Miguel Messmacher, dijo que el modelo de contrato que se va a utilizar es el de licencia, en donde el porcentaje que recibe el Estado es en función de ingresos brutos totales.

Aclaró que a diferencia de las tres licitaciones pasadas, en este caso “no habrá recuperación de costos” y que todos los contratos están obligados al andamiaje fiscal vigente en el país y que contempla impuestos como 30% del Impuesto Sobre la Renta.

Temas Relacionados
ronda 1.4 captará inversiones