17 / junio / 2021 | 18:30 hrs.

Contadores carecen de certificación oficial

Cartera 11/08/2014 00:02 Actualizada 09:43

En Querétaro sólo 150 contadores públicos cuentan una certificación profesional, de los alrededor de 12 mil que laboran en la entidad, así lo confirmó el vicepresidente de la Federación de Colegios y Asociaciones de Profesionistas del Estado de Querétaro (Fecapeq), Sergio Ledezma Martínez.

Aseguró que esta validez tiene, en promedio, un costo de cuatro mil pesos, la cual debe renovarse cada cuatro años y, en muchas ocasiones, representa un requisito ante la autoridad fiscal para poder ejercer.

En este sentido, expresó que la certificación de los profesionistas permite reconocer, en el campo laboral, la calidad de la persona que oferta su trabajo.

“La certificación es muy importante, es un reconocimiento de la calidad profesional que tiene un especialista, la cual pueden adquirir siendo parte de un colegio, organización, universidad o por su propia cuenta”, afirmó el especialista.

Comentó que la Fecapeq está buscando trabajar de manera conjunta con todos los colegios, tomando la experiencia de los que tienen un programa de certificación, para que los afiliados puedan obtener este título sin importar cuál sea su actividad económica y aceptando el compromiso que tienen con la sociedad, a la cual le deben otorgar servicios que estén soportados con conocimientos.

“En el caso de los contadores, a nivel nacional, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) les aplica un examen que tiene una duración de 12 horas, en donde la persona que esté interesada en aplicarlo tiene que tener su título profesional y más de tres años de haber egresado”, comentó Ledezma Martínez.

Dijo que el propósito es acreditarse como especialista en determinada área, procurando tener una constante capacitación: “como profesionistas y como personas no terminamos de aprender cuando salimos de la escuela”, agregó el experto.

Afirmó que esto mismo sucede con la certificación de los agremiados del Colegio de Arquitectos a través de su instituto nacional de capacitación, ya que les permite cumplir con algunos requerimientos en el sector público.

Ledezma Martínez subrayó que cuando un profesionista pertenece a un colegio tiene la oportunidad de adquirir muchas más experiencias y oportunidades. “Resulta mucho más fácil obtener capacitación por medio de grupos que hacerlo de manera individual. Se pueden compartir mayor número de conocimientos de otros colegas de la misma área”, aseguró.

Reafirmó que es una tarea elemental que los colegios se conviertan en un instrumento que va buscando el beneficio de todos sus afiliados. “Fecapeq no es una certificadora, pero se encuentra ayudando a cada uno de los colegios que lo integran para que logren esta garantía”.