Dan curso virtual para atender a mascotas

Protección Civil muestra a los dueños de animales cómo actuar en una emergencia; llama a no abandonarlos durante contingencia
Dan curso virtual para atender a mascotas
Foto: Especial
01/04/2020
05:46
Alma Gómez
-A +A

Con el hashtag #QuedateEnCasa, la Coordinación de Protección Civil del Municipio de Querétaro impartió una capacitación en línea sobre cómo aplicar primeros auxilios a las mascotas en caso de que se presente un paro cardiorespiratorio.

La capacitación estuvo a cargo del médico veterinario Daniel Moreno y su perrita Leía, que forman parte de la Coordinación de Protección Civil; también resolvió dudas sobre la relación entre los perros y los contagios por Covid-19. El especialista reiteró que las mascotas no pueden contagiar a los humanos, y detalló qué medidas de salubridad deben tomarse al momento de salir a pasear con los perritos.

¿Qué hacer si nuestra mascota se atraganta o sufre un paro cardíaco?

La primera recomendación de Daniel Moreno es contar con un botiquín de emergencias con los productos que recomiende el veterinario y lo más importante, que contenga productos que sepamos utilizar, como solución salina, vendas adhesivas, gasas, guantes, cubrebocas, materiales de sutura, medicamentos para contener el dolor y antisépticos.

Detalló que ante un atragantamiento o paro respiratorio, debemos aplicar la técnica de respiración cardiopulmonar (RCP por sus siglas en inglés).

“Lo más probable es que el perro esté inconsciente, antes de continuar la maniobra debemos cerciorarnos de que nosotros estamos a salvo, cerciorarnos de que ningún carro puede atropellarlos, de que no se puede caer un muro sobre nosotros o asegurarnos de que no hay otro perro que nos pueda agredir”, comenta el brigadista.

Una vez que nuestra seguridad está garantizada, lo primero es cerciorarse si el perro está consciente y si es así, se puede llamar a un veterinario y esperar su ayuda.

También debemos cerciorarnos de que las vías respiratorias y la garganta de nuestro perro estén libres, si no hay ningún tipo de obstrucción, se revisa la respiración a través del movimiento en el pecho; si no respira y tampoco tiene pulso, se trata de un paro cardiorespiratorio, lo cual puede ocurrir por un golpe de calor.

El perro debe estar acostado sobre su lado derecho, en este punto se comienza con la maniobra RCP, a la altura de su corazón colocamos una mano sobre otra y sin doblar nuestros brazos presionamos el corazón, se realizan ciclos de 29 compresiones, y entre cada ciclo damos dos ventilaciones a través de su nariz, para eso es necesario rodear el hocico del animal con ambas manos para evitar que el aire se filtre por otros espacios. Esto se repite durante los ciclos que sean necesarios, se puede realizar mientras llega la ayuda del veterinario o de algún otro cuerpo de emergencia. Cada cierto tiempo se debe revisar si el corazón del animal fue reanimado.

Para casos de atragantamiento, sea parcial o total, lo recomendable es que dejemos que el perro pueda expulsar el objeto, si comienza a perder la ventilación tenemos que apoyarlo con la expulsión, una forma es ponerlo de pie y presionar su estómago hacia su pulmones para que la presión lo ayude a salir del atragantamiento.

Durante la cuarentena

Daniel Moreno recomienda aprovechar esta cuarentena para reforzar la relación con nuestros perros, mantenerlos activos en casa a través de ejercicios de nariz, pueden buscar alguno de sus bocadillos preferidos y practicar ejercicios de obediencia básica.

Reiteró que los perros no pueden contagiarnos de Covid-19, por lo que pide a la población que no abandone a sus mascotas ante el temor de un posible contagio. “Existe un virus que se llama coronavirus canino y ese virus afecta principalmente al sistema digestivo de nuestros perros, es muy distinto del Covid-19”.

Señaló que aunque estemos en un periodo de aislamiento social, con las medidas necesarias podemos sacar a pasear a nuestros perros. Se debe mantener una sana distancia entre otras personas y sus perros, para evitar que alguien infectado pueda toser o estornudar sobre la mascota y que a través de ella se produzca un contagio si alguien más la acaricia.

Se puede realizar un limpiador de patas con esponja, colocando en un recipiente agua y jabón neutro y se introducen las patas y posteriormente se secan con una toalla, nunca limpiar con gel, alcohol o cloro.

“Aprovechemos esta situación para generar una mejor comunicación con nuestros perros, por favor no los abandonen, trabajen con ellos en casa, hagan que su perro tenga la necesidad de aprender nuevos hábitos positivos”.

Comentarios