Querétaro recibirá a grandes madonnaros

El 11 y 12 de mayo en Plaza de Armas será el escenario para celebrar el primer Festival Madonnari
Querétaro recibirá a grandes madonnaros
Fotos: Archivo El Universal y Cortesía
09/05/2019
06:11
Rocío G. Benítez
-A +A

Eduardo Relero, originario de Argentina, y Ever Gálvez, quien creció en Michoacán y radica en California, son dos madonnaros internacionales que han sido invitados al primer Festival Madonnari “Querétaro, sus colores”, evento en el que concursarán por los tres primeros lugares, artistas de Querétaro, Nuevo León, Hidalgo, Jalisco, Coahuila, Ciudad de México y Guanajuato, quienes pintarán sus obras en el piso de Plaza de Armas el próximo 11 y 12 de mayo.

“Empecé a hacer el Madonnari desde los 90, pero ahora estoy haciendo dibujo 3D. El Madonnari es un trabajo muy detallado, la gente que venga al festival se va a sorprender de cómo los participantes son capaces de convertir la crudeza de la piel de cocodrilo que tiene el suelo en algo delicado, en rostros, paños, flores, esa transformación es casi milagrosa, es un trabajo muy sacrificado también, yo no le encuentro la compensación (risas) porque por poco y te quedas sin dedos, espero que les guste y que también les guste lo que yo les voy a presentar”, dijo en entrevista Eduardo Relero, quien por primera vez visita Querétaro, ciudad que describió como una ‘Bombonera del barroco’.

El artista argentino actualmente radica en España, es dibujante, pintor, escultor y artista madonnaro conocido principalmente por sus ilusiones ópticas de tipo anamórficas. Ha intervenido espacios como el que se encuentra frente al edificio de Naciones Unidas, en Nueva York, el día en que se debatía la intervención militar en Siria, en 2013; y ha colaborado con Amnistía Internacional y Cruz Roja Internacional. También realizó obras en el Gran Teatro del Liceo, Ópera de Barcelona, y participó en distintos festivales de cine, las Calles de Jerusalén, Dubai, Núremberg, Londres, Roma, Madrid y Florencia, entre otros.

En su participación en el primer festival Madonnari de Querétaro, hará una obra que refleja la soledad de un hombre que ha enviudado.

“No soy hiperrealista, lo que haré es un dibujo que tiene el mismo lenguaje que suelo utilizar, el lenguaje de plástico, es más dibujístico, igual satírico, voy a pintar la imagen de un señor hablando por la computadora, la computadora será un poco especial y se verá contorneado de su vida doméstica, como un viudo, algo así, pero que tal si decido hacer algo diferente al último momento, tendrán que venir a ver qué es lo que finalmente voy a pintar”, dijo entre risas Relero.

Artículo
El pintor Ignacio de Jesús Chávez realizó en el piso de Plaza de Armas una réplica del Cristo “Consolator” de Carl Bloch
Una probadita del festival Madonnari  Una probadita del festival Madonnari

El primer Festival Madonnari, “Querétaro, sus colores” está organizado por los pintores Alejandro Vázquez e Ignacio Chávez, con apoyo de la Secretaría de Cultura del Estado de Querétaro. Al llamado de su convocatoria llegaron 65 propuestas, de las cuales seleccionaron 26 proyectos que se desarrollan de manera individual y otras de forma colectiva, por artistas de Guanajuato, Querétaro, Nuevo León, Ciudad de México, Jalisco, Hidalgo y Coahuila. Adicional al concurso, Eduardo Relero y Ever Gálvez, darán una muestra de su trabajo.

Ever tiene 16 años dedicado al Madonnari, manifestación que recuerda a los artistas italianos que pintaban en el piso retratos de la Madonna (‘Virgen’, en italiano) y otros íconos religiosos. Fue por una invitación a un festival, que recibió por parte de uno de sus maestros, que comenzó a pintar sobre los pisos; ha concursado en certámenes locales, nacionales e internacionales.

“Estudié artes, escultura, arte digital y tradicional, pero nunca pensé que iba a utilizar esas técnicas para el piso, y eso me ha llevado a viajar a todas partes, he ido a China, Alemania, Europa, México, Estados Unidos y es una de las mejores experiencias que he tenido”, platicó.

El Madonnari se pinta en el suelo, pese a las dificultades de la estructura del mismo y las inclemencias del clima, y es un arte efímero.

“Al principio me dolía y decía: lo van a borrar, por qué no dejarlo más, pero aprendí que no es el resultado lo que importa, sino el proceso, y el proceso de que la gente ve cómo se va desarrollando lo que estamos pintando”, agregó Ever, quien invita al público queretano a conocer su trabajo y el de los artistas que concursarán en este primer festival.

Comentarios