Se encuentra usted aquí

Mi proyecto es México: Turok

El fotógrafo mantiene, hasta el 27 de octubre, la exposición La fiesta y la rebelión en el Museo Regional
Mi proyecto es México: Turok
Foto: Rocío Benítez
16/09/2019
07:58
Rocío G. Benítez
-A +A

No es una retrospectiva La fiesta y la rebelión, para su autor, el fotógrafo Antonio Turok, es una antología de las imágenes más representativas de su obra. Muchas fotos quedaron fuera de la exposición que inauguró en el inicio del Hay Festival Querétaro 2019, en una sala del Museo Regional, donde permanecerá hasta el 27 de octubre. Con tanto material en el archivo, dijo, el reto ahora es difundirlo.

Turok fue el primer fotógrafo en documentar el movimiento Zapatista, también fotografió el movimiento APPO en Oaxaca y la catástrofe del 11 de septiembre en Nueva York. Antonio aseguró que hay aventura en cualquier lugar a donde llega, cuestionado sobre sus nuevas aventuras comenzó su charla con EL UNIVERSAL Querétaro, y en esta entrevista recalcó que su proyecto sigue siendo México.

¿En qué aventuras te ha tocado estar últimamente?

Ahorita estoy haciendo un reportaje de las fronteras y todo lo que hay entre Tapachula y Tijuana, es un recorrido y un mapa de lo que estamos viviendo los mexicanos hoy en día, en este nuevo gobierno que se llama la Cuarta Transformación, pero yo digo que se llama la Cuarta Dimensión porque todavía no estoy muy convencido de qué se trata.

¿Qué lugares has visitado?

Recién estuve en Tapachula y he estado en Oaxaca, Morelos, lo de Morelos es altamente dramático porque quieren imponer lo que se llama la termoeléctrica en medio de un pueblo y eso es un crimen de Estado, porque pobre gente cómo va a quedar, son los temas que estoy tratando, luego fui a la península de Yucatán a ver qué pensaban los habitantes, si quieren el Tren Maya o no.

¿Qué te dijeron?

(Risas). Es como todo, hay unos que lo quieren y otros que no. Pero lo que sí observo es que va a ser un desastre ecológico, eso sí me queda claro, y yo me enfoco en la parte de la ecología, si es algo bueno o malo no estoy seguro, obviamente todo desarrollo trae beneficios, pero mi esperanza es que lo hagan con una conciencia humanitaria.

¿Toda esta documentación es parte un proyecto?

Mi proyecto es México, toda mi vida me he enfocado en México. Soy fotógrafo, pero también soy un poco de antropólogo, historiador, un poco de artista y como yo no milito en ningún partido, no tengo la necesidad de ilustrar, de hacer propaganda a un bando y otro.

¿Qué te preocupa a ti, como fotógrafo y ciudadano, de lo que está viviendo México?

Al final no puede uno despreciar a nadie si la vocación es buscar la armonía social, que es la culminación de muchas diferentes maneras de pensar, y para respetar todas esas diferencias hay que ir con la mente abierta, con la mente clara que buscamos una convivencia de paz y amor, aunque suena cursi, pero así es, debemos creer en nosotros como seres humanos, así comienza a mejorar la sociedad, cuando creemos en nosotros, cuando usamos los mejores valores que nos inculcaron de niños, hay que recordar todos los días que el mundo es bonito.

Y la fotografía sirve para recordar, ¿qué primer recuerdo te trae esta antología de imágenes que presentas en Querétaro?

Muchos, imposible mencionar uno. Para mí, ahora el reto es difundir esos cuentos, no hay que olvidar que nosotros a lo que nos dedicamos es a hacer historias y éstas nos ayudan a entender nuestra historia, no olviden que un pueblo que olvida su historia es un pueblo que tiene la tendencia de desaparecer, hay que recordarle a los jóvenes que tenemos una historia, hay unas historias lindas y otras dramáticas, al final es aplicar lo hemos aprendido con la historia o la historia está condenada a repetirse una y otra vez.

¿Y tú cómo lo ves, se está repitiendo la historia?

Sí, pero creo que ahora vivimos mejor que antes, de alguna extraña manera, y hay retos, uno de los grandes retos de la humanidad, ya ni de México, es el calentamiento global, si no lo resolvemos será el fin de la civilización como la conocemos, o por lo menos del ser humano en la Tierra, porque la vida va a continuar, pero nosotros no.

¿Eso es lo que más te preocupa?

Sí, porque tengo una hija de 20 años, ella y sus amiguitos, y me pregunto ¿cómo puedo actuar para que ella se entusiasme y diga: yo tengo ganas de aprender cosas nuevas? Y que las haga pensando en que eso puede ayudar a alguien más.

¿Tienes muchos alumnos, igual muy jóvenes, qué mensaje te interesa dejarle a ellos?

Que estén comprometidos con su labor, quisiera que hubiera más interés, sobre todo en las autoridades, en apostar a la cultura y la ciencia, en el momento en que un estado apoye eso, sabemos que estamos en problemas y es momento de actuar.

Comentarios