Mi obra no es sólo un vaso con agua: Jonatán Olvera

El nombre del pintor local se viralizó al adjudicarle la presentación de un recipiente en la exposición del MACQ
Mi obra no es sólo un vaso con agua: Jonatán Olvera
Foto: Rocío Benítez
25/04/2019
05:00
Rocío G. Benítez
-A +A

El pintor queretano Jonatán Olvera tiene 22 años de trayectoria, ganó el Premio de Arte Joven de Aguascalientes XXII y uno de sus óleos forma parte de la colección del Museo Europeo de Arte Moderno (MEAM) de Barcelona. Hoy, su nombre es viral en redes y su trabajo se ha cuestionado al adjudicarle la presentación de un vaso con agua en una exposición del Museo de Arte Contemporáneo de Querétaro (MACQ), cuando el objeto es complemento de una pieza principal que se retiró de la sala, porque fue vandalizada por una pareja que visitó el recinto cultural.

“La creación artística”, nombre de la pieza de Olvera, incluye un cuadro donde se ve la imagen de un vaso con agua, que Jonatán pintó en vivo, durante la inauguración de la exposición Plástica Contemporánea Queretana, colectiva en la que participan más de 80 artistas.

El cuadro fue “pintarrajeado” y el mismo pintor, al ser notificado, pidió que se retirara la obra, mientras se realiza la investigación, pues levantó una denuncia ante la fiscalía por los daños a la obra, y lo único que quedó expuesto en la sala fue el vaso con agua, con un letrero de No tocar.

Mientras Olvera detalla lo sucedido, en entrevista a EL UNIVERSAL Querétaro, los visitantes que entran a la sala se detienen a ver con curiosidad el vaso que ha llamado tanto la atención de usuarios de Facebook y Twitter.

vq_jonatan_olvera_sec_3_95377963.jpg
"La creación artística" incluye un cuadro en el que se ve la imagen de un vaso con agua, que Jonatán pintó en vivo.

 

El hecho se ha enfocado únicamente en la imagen del vaso con agua, pero el incidente exhibe otra problemática, la falta de seguridad en el MACQ, “y lo mismo que le pasó a mi obra, le pudo pasar a cualquiera de las que ahora se exponen aquí”, dice el pintor en esta entrevista, en la que también explica qué sucederá con dicha pieza.

Explicas que la pieza es un guiño al arte contemporáneo, y conociendo tu trabajo como pintor figurativo, ¿en algún momento pensaste no aceptar la invitación a la exposición del MACQ?

La exposición es sobre el Salón de la Plástica Queretana, que se presentó en un anexo de la Galería Libertad, en dos ocasiones, yo participé en la primera, y para esta colectiva se invitó a todos los autores; el director del MACQ, Papus Von Saenger, nos invita a participar, y cuando platico con él, me sugiere pensar en hacer algo de arte contemporáneo, y yo no soy artista contemporáneo, soy pintor, siempre lo he sido, me declaro un artista totalmente figurativo, realista, hiperrealista de óleo o de acuarela, pero pintor, no me considero ni performancero ni instalador; pero sí me considero un ser pensante y dije, no tengo que separar mi arte, que es la pintura, de algo contemporáneo.

¿Cómo llegas a la idea de “La creación artística”?

Me encuentro con la pieza de Wilfrido Prieto en internet y me doy cuenta que tiene posibilidades de desarrollarse, por la sencillez del concepto, es un vaso con agua y nada más, que sí está medio lleno o medio vacío, es la percepción del que mira, y yo como creador me sirvo de un concepto: el vaso en sí, es una idea sencilla y vemos cómo un vaso generó tanta polémica; traté de unir la parte de la pintura e irme a lo más clásico, que pintar en vivo, sin ningún recurso y sin tiempo para hacerlo después, la intención era estar trabajando en ese momento para que vean cómo se crea una pintura, integré todos estas partes, desde el concepto, hasta la realización artística. Muchos entienden arte contemporáneo como otros procesos de creación, de representación de la idea como… un vaso, o no sé, video instalación, arte sonoro, y yo lo sigo entiendo como la pintura en sí, y anexo partes que podría decir que no se consideran de un artista plástico figurativo y realista.

En la inauguración pintas en vivo, dejas expuesta la obra a la admiración o crítica de quien visita el espacio, y días después te enteras que la dañan, ¿cuál fue tu sentir?

Como creador te sientes mal, es como un golpe emocional que rayen algo que hiciste; cada obra que creo es muy personal, entonces, vi mi obra burlada, sí siento que se burlaron de que no hay seguridad, de que estaban los pinceles, se hicieron los graciositos de pintar encima de mi obra, y sí hay como cierta indignación, coraje. Y que nadie la haya defendido genera muchos sentimientos, pero dentro de todo lo que hay aquí, la obra resultó ser más especial, ninguna otra atrajo la atención y la acción de la gente, sin que esa fuera mi intención; alguien me dijo, es que tú dejaste los pinceles y colores, por eso la pintaron. Fue un acto de injusticia, y sí me cuestiono: ¿por qué, por qué a mí? Por otro lado, y hablando desde la resiliencia, me siento como elegido, como iluminado por un reflector especial, aunque sea una luz negra, y me hace de alguna manera sentirme especial, sin que eso lo haya buscado, porque alguien se atrevió a hacer algo con mi obra, y lo digo sin justificar, porque hay un hecho que es un delito, se dañó una propiedad privada, hay que separar muy bien eso, legalmente se dañó mi obra y a partir de ahí hice la denuncia.

¿La obra fue solamente rayada?

Fue pintarrajeada, la obra representa un vaso de cristal y se pintó encima del vaso, se pintó un cubo, se pintó la palabra amor invertida en la parte de la repisa, y yo coloqué un sombrero, dentro de los materiales que yo usé, para hacer esta representación, era el caballete francés, los pinceles, los colores y un sombrero arriba, como un símbolo de los impresionistas, cuando van al campo y pintan en vivo en el campo, llevan un sombrero para que no les pegue tanto el sol, y en el sombrero pusieron la palabra amor.

Presentas la denuncia y tu obra se retiró, ¿cuándo va a regresar al museo?

Es algo que no sé, el museo tuvo la idea de decirme: ‘la podemos restaurar’; pero en cuanto recibí la asesoría legal de la Secretaría de Cultura de Querétaro, me dijeron ‘No’, lo más pertinente es que no se haga nada con la obra, porque es muy similar a cuando te chocan el carro y lo arreglas, pues ya qué delito estás persiguiendo. Si yo hubiera querido, inmediatamente restauran para que volviera a la exhibición, pero decidí que era mejor retirarla para que no sufriera más actos vandálicos, porque si era presa de ese acto pudiera ser presa de otros más, y dadas las circunstancias de seguridad del museo en ese momento, no sé si ya hayan cambiado, espero que sí, y es que no existe un protocolo de acción para saber qué hacer con las obras artísticas dañadas, eso es importante decirlo, no sabía qué hacer y tampoco el museo. Esa obra rayada no responde a lo que estoy pensando como obra artística, entonces no puedo dejar un cuadro que no corresponde a mis ideas.

Se quedó ese vaso que provocó tanta polémica en redes... ¿Por qué decides dejar sólo el vaso y sin ninguna explicación, cuál es la intención?

Yo tampoco sé por qué, puedo responder esto: a mí me invitan a una exposición y si yo quito todo, mi nombre ¿dónde va a quedar? Es mi espacio. Entre ir a la fiscalía y saber qué hacer, dije: primero retiren el cuadro, la cuestión de retirar el caballete no lo decidí yo, hasta ahorita veo que no está, creo que sigue estando el vaso porque es una parte de lo que es mi exposición, y me parece muy interesante este diálogo involuntario que se dio con el público, lo que yo quisiera es que el caballete esté y que el vaso tenga la mitad de agua, para que dentro de todo el daño que se pudo haber hecho siga la mayor parte de la exposición, y le dije al director que se coloque un letrero con una explicación, diciendo que la obra ha sido dañada, que se ha retirado la pieza porque está en investigación.

vq_jonatan_olvera_sec_1_95377951_0.jpg

A la pieza le vandalizaron el óleo y otros materiales que el autor incluyó.

 

¿Estás pidiendo con esta denuncia la restauración de tu obra?

Pido que se encuentren a los responsables, pido hablar con ellos y saber por qué lo hicieron, y pido que se restaure la obra y que ellos sean los que la paguen, me han preguntado ¿cuánto es? Yo no sé eso, lo tendrá que decir un restaurador especializado, después de hacer un análisis y emitir un dictaminen. También pido que se haga un protocolo de acción ante situaciones como esta, porque aunque pueda pasar una situación así cada 20 años, pero si se llega a repetir, que se tenga un protocolo de acción más inmediato y que eso nos puede beneficiar no sólo a este museo sino a los museos del estado, y también pido que este museo (MACQ) reajuste y repiense sus estrategias de seguridad, porque en ese momento durante 10, 15 minutos, nadie hizo nada, lo cual a mí me sorprendió mucho, estuvieron rayando encima de mi obra durante un largo tiempo, no sólo fue una rayita, sí fue algo mayor.

¿Hablaste con Paulina Aguado, Secretaria de Cultura de Querétaro, sobre la seguridad del espacio?

Con ella no he hablado, lo hice con Arturo Mora (director de Difusión y Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura de Querétaro) y él fue quien me dijo: ‘Tienes tú que hacer la denuncia, nosotros no la vamos a hacer porque no se dañó nuestro patrimonio, se dañó una obra tuya. Yo hubiera querido que se hiciera en conjunto, pero la Secretaría de Cultura, después de su asesoría legal, decidieron que así era mejor.

¿En ese sentido no te sientes un poco desamparado?

Sí, un poco, pero tampoco quiero decir la Secretaría de Cultura me hizo esto, no me apoya. Yo me apoyo a mí mismo, están las autoridades y sé que mucho público también me apoya, obviamente hubiera sido mejor, y hubiera querido eso, sin tampoco habérselos dicho, o porque lo vean por una entrevista, hubiera querido que actuáramos en conjunto para hacer esta denuncia. Y no hubo más acercamiento del director del museo, no estoy acusando, estoy relatando los hechos, no hubo más acercamiento de la Secretaría de Cultura.

¿Te había pasado algo así?

Pasó algo en San Juan del Río, en 2006 o 2007, expuse obras de óleo y algunas, dos o tres, las intentaron rayar con la tapa de una pluma y quedaron las marcas, que se desapareció muy fácil, no hubo necesidad de hacer algo más.

Con esto tu nombre se volvió viral pero no de una forma positiva, no se habla de tu obra ni de tu trabajo, sino del vaso, ¿qué opinas de eso?

Honestamente me dio risa, porque es como si te acusan de algo que no has hecho y no están viendo todo, mi obra apunta a que veas todo, si ven el vaso eso no es toda la obra, toda la obra se vio el día de la inauguración en donde yo estuve por una hora y 10 minutos pintando, eso es toda la obra; ven el vaso vacío y no ven las posibilidades que hay ahí adentro, me dan risa porque eran chistoretes sobre algo que no es todo lo que soy ni todo lo que es mi obra. Si llevo 22 años pintando y mi obra está más consolidada y esto fue muy raro para mí, de esos 22 años que he ganado Arte Joven, he tenido becas, exposiciones, ¿en qué momento una de ellas se ha hecho viral? en ninguno. ¿Qué les interesa a esos que están criticando? El mal arte, no les interesa el buen arte, lo mismo que ellos están criticando es lo que están alabando, su crítica es una alabanza a la falta de información, al chiste fácil, a la falta de cultura. Pero no me lo tomó personal, porque mi obra no es sólo un vaso con agua, un vaso medio vacío, y mucha gente sí se puso investigar, me da gusto por esas personas que no me conocían y ahora saben lo que hago, y que bueno que se indignen por ver sólo un vaso vacío, ojalá ellos se pongan a pintar, se sumen a la cultura desde cualquier trinchera. Me parece impresionante el poder que tiene un vaso, llevo 22 años pintando y nunca habido pasado eso, hago pintura realista y parece que nada pasa ahí, doy un guiño al arte contemporáneo y pasó todo esto, es muy sorprendente.

promo_2_vida_q_1_2.jpg
El vaso con agua es sólo una parte de la obra principal, que se retiró de la sala; sólo quedó el recipiente, la placa y un letrero de "no tocar".

 

La exposición estará hasta agosto. Pensando en que tarde la investigación, tu obra se quedaría guardada porque dices que no se exhibirá hasta que no se restaure.

Sí, se puede quedar guardada. No sé todavía qué hacer, me han sugerido que la ponga así como está, pero es darle diálogo y entrada a quien la vandalizó, es poner algo que está en contra de lo que yo hice. Es mi obra y la defenderé por encima de cualquier cosa siempre, si no están las condiciones de seguridad dadas para que pueda presentar mi obra, sin que sea vandalizada otra vez, tampoco la quiero volver a presentar. No la voy a exponer hasta que no estén dadas las medidas de seguridad, se restaure y se restablezca como yo quiero. A partir de eso, como pueden pasar meses en la investigación, en los cuales la exposición se termine, estoy pensando en un plan B, tengo el vaso, tengo el caballete, tengo el espacio, ¿qué puedo hacer? Una obra nueva, con referencia a todo este hecho, y colocarla ahí, pero no va a ser la misma.

Comentarios