Los niños son el futuro de Cómicos de la Legua

Con sus dos recientes galardones, la agrupación de la UAQ reafirma su compromiso con el teatro
Los niños son el futuro de Cómicos de la Legua
Foto: Archivo y César Gómez
11/12/2018
05:46
Rocío G. Benítez
-A +A

Cómicos de la Legua culmina 2018 con su tradicional pastorela, cuya temporada inicia este jueves 13 de diciembre, y será  un cierre de año con gratos recuerdos, porque dos de sus montajes: Los niños de Morelia y Moliere y Magdalena, ambos bajo la dirección de Lupita Pizano y Víctor Sasia, fueron reconocidos nacionalmente.

Con la obra escrita por Franco Vega, Moliere y Magdalena, ganaron el segundo Certamen Nacional de Teatro Clásico MX; y con Los niños de Morelia, en la que participan actores de los cuatro hasta los 16 años de edad, fueron premiados en el Certamen Nacional de Puestas en Escena Víctor Hugo Rascón Banda, un legado para el siglo XXI.

Esos pequeños niños que entre juegos aprenden la pasión del teatro, son quienes en los próximos años mantendrán vivo el espíritu de esta agrupación que comenzó Hugo Gutiérrez Vega y que el próximo año festejará su 60 aniversario.

“Esos niños son la semillita de los Cómicos”, dice a EL UNIVERSAL Querétaro Patricia Corral Campuzano, directora de esta agrupación teatral de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), la compañía de teatro universitaria más antigua de América latina.

vq-futuro3_76177490.jpg

En la ceremonia de aniversario número 59 de los Cómicos, se le cuestionó a Roberto Servín, fundador en activo de la compañía, sobre el provenir de esta agrupación, y respondió que el futuro estaba asegurado con los pequeños que se estaban formando en los grupos infantiles y juveniles.

“Sí lo ha dicho el maestro Roberto Servín,  incluso nos ha señalado: mira, cuando cumpla 100 años Cómicos, quizá este niño va a ser el director. Ellos, Roberto y Juan Servín, están muy contentos, les gusta mucho el trabajo que están realizando los niños, y están muy  interesados en que sigan estudiando teatro clásico, español, francés también, pero sobre todo el teatro clásico y que con el continúen recorriendo la legua, que es parte de nuestro servicio, y quieren que se continúe con este legado, les interesa que se quede en ellos esa semilla para que no nos perdamos en toda esa vorágine de teatro comercial que nada tiene que ver con  preservar las tradiciones”, comenta Corral Campuzano.

Cómicos de la Legua ha tenido históricamente sus grupos de formación, conocidos como Chiquicómicos o sencillamente  grupo de los niños de Cómicos, cuyos integrantes han sido los propios hijos de los actores del horario estelar.

“Ha habido muchas personas al frente de estos grupos de formación, como Paty Murillo, Daniel Alejandre, Benjamín Cortes, y ahora Víctor Sasia y Lupita Pizano están haciendo un gran trabajo con esos niños,   que son la semillita de los futuros Cómicos, y no siempre los esfuerzos que uno hace son reconocidos, al final todos los que estamos aquí en Cómicos no estamos por reconocimientos, estamos  aquí porque es una oportunidad para cualquier persona de desarrollar alguna habilidad, de aprender las artes teatrales, ese es el regalo que tenemos, pero que te reconozcan es muy grato y quiero destacar el trabajo de Víctor y Lupita, además de todo el apoyo de la rectora de la UAQ, Teresa García Gasca”, refiere la titular de Cómicos de la Legua.

Son múltiples los beneficios que obtienen los pequeños al formarse en los escenarios, aprenden a trabajar en equipo, el respeto mutuo, el escuchar y ser empáticos con diferencias problemáticas sociales, como la que expusieron en la puesta en escena Los niños de Morelia, pieza de Víctor Hugo Rascón, que toma la historia de los niños españoles que llegaron a México huyendo de la guerra civil que golpeaba su país.

“Se están desarrollando como mejores personas y seres humanos, así van entendiendo todos cultura,  problemáticas reales, y eso los hace ser más empáticos, creo que nosotros estamos formando en Cómicos de la Legua mejores seres humanos, gente con conciencia social, más haya de ser protagónicos, a mí me da mucha ilusión porque sé que en un futuro ellos se van  a hacer cargo del grupo y vamos a tener gente bien formada y esa conciencia y amor por los seres humanos”, añade Patricia Corral Campuzano. 

 

arq

Comentarios