Se encuentra usted aquí

Llega el punk desde Noruega al Cedart

MoÉ se presenta como parte de la colaboración de la institución educativa con el Museo de la Ciudad de Querétaro
Llega el punk desde Noruega al Cedart
Foto: Mitzi Olvera
15/11/2019
06:10
Domingo Valdez
-A +A

Apenas comienzan a sonar las primeras notas musicales, los jóvenes estudiantes del Cedart Ignacio Mariano de las Casas comienzan a reunirse frente al escenario de la Caja Negra, en el plantel educativo. El concierto es parte de la colaboración que tienen el Museo de la Ciudad de Querétaro y la escuela de educación artística.

Los noruegos de la banda de punk MoÉ, comienzan su presentación ante los jóvenes estudiantes, quienes esperan bajo el sol el inicio del concierto.

La voz rasposa de Guro Skumsnes Moe, se escucha y los acordes de la guitarra de Håvard Skaset y la batería de Joakim Heibø Johansen se unen, los muchachos reaccionan a la música.

La primera canción no “pega” entre los chicos. Observan quietos, casi sin moverse, en sus lugares. Para la segunda canción de la banda los ánimos se prenden. Los tres músicos noruegos lo hacen: conectan con su joven público.

Guro, antes del concierto, señala que México para ella es un parte muy importante del proceso creativo, la llena de energía para su música. Además, señala que han estado 10 ocasiones en México, en ciudades como Guanajuato, León, San Miguel de Allende, Morelia, Guadalajara, Tlaxcala, Chiapas, Mérida, Puebla, Ciudad de México y Querétaro.

Indica que la energía del público es la misma en todo México, el público es tan abierto y generoso que crea una relación diferente a la que hay en otros lados.

En el escenario los tres músicos se entregan. En un momento Guro baja del escenario, pasea entre las sillas ocupadas por los jóvenes, canta a su lado. La audiencia grita emocionada, mientras la rubia vocalista canta “a ras de piso”.

promo_2_vida_q_1.jpg

Bajo un árbol un grupo de alumnas sacuden sus cabelleras largas al ritmo de la música. Guro —haciendo lujo de su condición física—, canta y corre de un lado a otro, ante la euforia de los muchachos.

Más atrás, algunos maestros observan la ejecución de la banda, aunque lo hacen con más mesura.

Gabriel Hörner García, director del Museo de la Ciudad de Querétaro, dice que la banda ha colaborado mucho con ellos, siendo ya reconocidos en Querétaro.

Explica que la colaboración con el Cedart también se vio hace un mes, cuando una banda de big jazz se presentó también ante los muchachos. “Normalmente cuando piensas en conciertos didácticos piensan en un género de música nada más, música de cámara, o música clásica.

Es como muy rico para los estudiantes la oportunidad de estar en contacto con todo tipo de música, y cuando se trata de músicos profesionales de altísimo nivel, como es el caso”, señala.

El sol poco o nada importa a los chicos que disfrutan del concierto de MoÉ. Se cubren con sus sudaderas las cabezas, los que permanecen sentados, aunque la mayoría aguantan con aparente calma los rayos del sol en la tarde que se torna más cálida que la mañana del jueves.

promo_2_vida_q_3.jpg

Desde antes que comenzara el concierto, poco después de las 12:30 horas, los muchachos se acercaron a la Caja Negra, escenario que se usa en el Cedart para presentaciones como la de MoÉ.

Los músicos hacen pruebas de sonido, calibran micrófonos e instrumentos. Guro canta un poco para saber si el micro está bien en volumen. Suena bien. Voltea a ver a los técnicos y sonríe en señal de aprobación. El resto de los músicos apenas hacen modificaciones a los instrumentos. Estaban casi listos.

Luego de alrededor de 40 minutos, la banda concluye su presentación ante una audiencia que los aplaude y grita en señal de aprobación. Dan las gracias en español y se retiran a un costado del escenario, para luego bajar con sus jóvenes fans.

De inmediato son rodeados por los chicos que quieren una foto y el autógrafo de los músicos noruegos. Aceptan con gusto. Lo hacen por más de 20 minutos. el guitarrista pregunta a un integrante del staff por las escuela. Le responde que es un plantel educativo especializado en artes. El músico se muestra admirado de la escuela, un concepto único en México.

Cecilia Berenice Ramos González, encargada de Despacho de Dirección del Cedart, explica que con el Museo de la Ciudad de Querétaro tienen un intercambio de diversos eventos culturales.

“Los eventos culturales que llegan directamente al museo los promueve entre los estudiantes que se enfocan precisamente al estudio de las artes en general. Dentro de los estudiantes que tenemos hay de música, entonces de alguna forma complementa en cierta parte. Nosotros, en retribución, contribuimos al museo con algunos de los eventos artísticos, como proyecto final que presentan los alumnos”, abunda.

Explica que tienen cinco específicos (ramas), que son: música, literatura, danza, artes plásticas y teatro. Al final de los semestres cada específico presenta un proyecto final y de alguna manera se divulgan y promueven las actividades artísticas de la escuela en diferentes espacios, y en este caso, el Museo de la Ciudad les brinda este espacio.

La escuela, dice, es única. Es una comunidad muy pequeña, son 150 alumnos en secundaria y 150 en bachillerato, pero eso promueve el intercambio de opiniones de ellos mismos y los eventos que se hacen, presentados por los mismos estudiantes.

promo_2_vida_q.jpg

Comentarios