Se encuentra usted aquí

Librerías queretanas, en coma

Desde la Asociación de Libreros del Estado hacen un llamado para rescatar a los que se dedican a esta actividad
Librerías queretanas, en coma
Foto: Demian Chávez
03/07/2020
06:05
Zulema López
-A +A

Las bajas ventas han llevado a las librerías de Querétaro a una situación económica difícil, tres de ellas se vieron obligadas a cerrar sus puertas definitivamente y cuatro más están en vías de hacerlo, reveló Ricardo Rabell Dávalos, presidente de la Asociación de Libreros del Estado de Querétaro.

Son tres las agrupaciones de librerías en Querétaro, mientras que son 25 establecimientos, 11 de ellos afiliados a la Asociación de Libreros.

Lamentó la falta de apoyos por parte de las autoridades para ayudar a las librerías, que se enfrentan a un muy mal momento ante los embates que han debido enfrentar, entre ellos la obligación de cerrar durante tres meses, esto dentro de los protocolos diseñados para afrontar la contingencia.

De las que ya tomaron la decisión de dejar de vender definitivamente, solo una ya hizo el anuncio oficial, mientras que otras dos aún no hacen lo propio.

“Tengo ya confirmado que tres cierran definitivamente y otras están analizando si pueden continuar… cuando menos otras tres o cuatro”.

Se trata de un sector que se ha enfrentado a factores como que pocas personas busquen adquirir libros, mientras que las que sí lo hacen, se van con los “grandes monstruos” que ya ofertan un gran catálogo por Internet.

“Sí hay algunas personas que lo están haciendo pero, definitivamente estamos peleando contra un monstruo, que se llama Amazon”.

En contraste al deseo de los lectores por adquirir sus libros por medios digitales, del total de librerías en la entidad únicamente cuatro ya realizan ventas a través de Internet y llevan los pedidos a los hogares.

“Cuatro librerías estamos trabajando así, pero de todos modos el volumen de ventas no es suficiente para poder decir que hacemos negocio. Si salimos con [lo suficiente para cubrir] los gastos, ya es mucho”.

El también bibliotecario de la librería Sancho Panza urgió a los queretanos a acudir a las librerías locales, pues éstas apenas si sobreviven; sus ventas, si acaso, oscilan en 20 % del porcentaje alcanzado durante el primer semestre del año pasado.

Otro factor al que se enfrentan es que no pueden hacerse, por el momento, de nuevas publicaciones, toda vez que permitir a las editoriales generar nuevos tirajes se encuentra como una actividad no esencial para las autoridades gubernamentales y, por tanto, no permitida durante este periodo de la contingencia.

“Para nosotros las editoriales están cerradas; hemos batallado en poder surtir de nuestros proveedores, entonces, pocas ventas, los pocos que alcanzamos a encontrar no los están surtiendo, es un círculo vicioso y sí, estamos batallando mucho”.

Solo tres librerías de la Asociación lograron acceder a los apoyos que, con motivo de la contingencia, ofreció el municipio de Querétaro, mismos que les sirvieron únicamente para subsistir, no para mantener vivos sus negocios. Ninguna librería ha logrado beneficiarse de la ayuda anunciada por gobierno del estado, y de gobierno federal no existe respaldo alguno.

Resaltó, en este punto, que la muy grave situación por la cual atraviesan los libreros no es exclusiva de Querétaro, toda vez que la misma se observa a lo largo del país, tan solo en la Ciudad de México son ya diversos los locales que se vieron obligados a declarar por concluidas sus actividades, incluso aquellos con varios años de existencia.

“Nos ha pegado muy, pero muy fuerte; no ha habido ningún apoyo específico para librerías, ya tenemos aquí, en Querétaro también cierre de algunas librerías, entonces, pues sí, estamos pasando por un muy mal momento”.

Comentarios