Se encuentra usted aquí

La OFEQ recibe a Rodolfo Barráez

El venezolano, ganador del concurso de OFUNAM, comienza hoy ensayos para el concierto del 21 de febrero
La OFEQ recibe a Rodolfo Barráez
Foto: Cortesía
18/02/2019
03:35
Rocío G. Benítez
-A +A

Tras dirigir a la Orquesta Filarmónica de la UNAM (OFUNAM) y la Orquesta Juvenil Universitaria Eduardo Mata, el venezolano Rodolfo Barráez inicia hoy ensayo con la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro (OFEQ), para el concierto Sonidos de Venezuela que será este jueves 21 de febrero, en el Teatro Metropolitano, donde se escuchará la Suite Margariteña, de Inocente Carreño, obra elegida especialmente por Barráez para esta gala.

Emocionado por estar en México, pero con el corazón en su país, que enfrenta una crisis política y social que mantiene alerta a todo el mundo, Rodolfo confiesa a EL UNIVERSAL Querétaro que espera pronto un cambio de paz y libertad para Venezuela.

“Todos los días estoy comunicándome con mi familia, porque toda mi familia está allá, es como tener la mente aquí, pero el corazón en Venezuela, y hay mucha esperanza, tengo la esperanza intacta, yo sé que el cambio está ‘prontico, prontico’, y todas las mañanas me levanto con la emoción de leer en las noticias el mensaje de que Venezuela es libre, que deja de padecer tantas cosas terribles que está atravesando, es una gran emoción; voy en abril, si Dios quiere, con la esperanza de que tengamos ya otro aire en mi país”.

Agradecido con las muestras de solidaridad a su país y pensando en los compatriotas que como él han salido por estudio y trabajo —algunos de ellos radicados en México y Querétaro, donde hay una comunidad importante de venezolanos—, dice que, una vez que suceda el cambio político, Venezuela necesitará del apoyo de todos.

“Esto tiene que ser una experiencia que nos llene de mucho aprendizaje, que nos comprometa a reconstruir el país, a mis compatriotas que están fuera del país, estoy seguro que muchos de ellos están esperando una buena noticia para regresar y devolverle a Venezuela lo que han ganado en otras naciones —cultura, estudio, respeto—; estoy seguro de que un gran porcentaje de estos venezolanos quiere ir y de alguna manera devolverle a Venezuela todo eso. El futuro viene, el mal no es eterno y Venezuela nos va a necesitar a todos”, expresa.

Con el concierto Sonidos de Venezuela, Barráez regalará a Querétaro la interpretación de “La Margariteña”, que es parte del legado musical de Venezuela y la obra más emblemática de Inocente Carreño.

“Una de las banderas que yo estoy llevando con estos conciertos, en esta primera visita a México, es la programación de compositores latinoamericanos, y yo elegí especialmente para Querétaro esta obra; Margarita es una isla muy grande y bella, querida por todos los venezolanos, y describe no solamente la inmensidad y belleza de las playas, las montañas de la isla, sino además sus sonidos, su gente, su cultura, muchas cosas se describen en esa obra del maestro Carrero, que la tituló Margariteña, porque él era originario de ahí”.

El concierto del jueves, programado a las 20:00 horas, también incluye el Concertino para clarinete, fagot y orquesta de Franz Danzi, con la participación de los solistas Luis Obregón (clarinete) y Peter Tourkine (fagot), integrantes de la Filarmónica de Querétaro. El programa se completa con la Sinfonía no. 8, de Ludwig van Beethoven.

vida_q_desdoble_cantante_84766568-001.jpg

A los 15 años tomó la batuta

Actualmente Rodolfo Barráez tiene 25 años y vive en Berlín, donde continúa con sus estudios. El año pasado ganó el primer Premio Internacional de Dirección de Orquesta, organizado por la OFUNAM; parte del premio fue presentarse como director invitado en varias orquestas de México, entre ellas la OFEQ.

La historia de Barráez en la música empezó desde muy niño, en el movimiento de orquestas juveniles e infantiles de Venezuela, conocido como El Sistema. Inició con la flauta dulce, con el violín comenzó su carrera orquestal y luego de ser concertino de orquestas infantiles y juveniles, tomó la batuta a los 15 años de edad.

“En la ciudad donde yo nací, ingresé a la Orquesta Sinfónica de Falcón, que sería como la Filarmónica de Querétaro, la orquesta profesional de la ciudad, ingresé a la Falcón cuando tenía apenas 14 años, ha sido todo muy prematuro en mi carrera, yo estaba muy joven para entrar en esa orquesta, porque ahí estaban mis profesores, que eran personas profesionales, adultos, con familia, y yo entré ahí, pero todo eso me hizo a mí madurar muy rápido, además ganar la experiencia y seguir buscando la excelencia; después me mudé a Caracas adicioné a la Sinfónica Teresa Carreño y entré a la fila de violinistas”.

“¿Cómo me formé como director?”, abre la pregunta Rodolfo y responde: “Un día yo me paré enfrente de la orquesta y comencé dirigir, me levanté y tomé la batuta, yo no sabía que sabía dirigir, simplemente lo hice, fue algo muy natural, pero es porque yo toqué muchos años, fui concertino de la orquesta infantil y juvenil, luego en la Teresa Carreño, entonces tuve ese contacto con muchos directores, toda la semana llegaba un director nuevo o en algunas había tres titulares, entonces yo aprendí viendo, fue algo así como manejar, uno ve a la gente cómo le hace, o también como hablar, cuando eres niño, escuchas y tratas de hablar, más o menos así fue”.

El Sistema creado en Venezuela ha inspirado a otros proyectos similares en todo el mundo; en Querétaro, un ejemplo es la Orquesta Comunitaria de Cuerdas Centenario de la Constitución de 1917, con sede en Corregidora, el éxito de esta agrupación permitió a la Secretaría de Cultura de Querétaro abrir este año convocatoria para tres nuevas orquestas que estarán en El Marqués, Huimilpan y Colón.

“Sé que hay muchas agrupaciones en el mundo que están inspiradas en El Sistema, y yo soy uno de los que puede brindar apoyo a estos núcleos, yo voy a seguir regresando a México, y quiero decirle que los grupos de Querétaro que pueden contar conmigo y con mi apoyo en lo que yo pueda aportar, enseñar. Porque yo me formé así, y uno de mis objetivos personales es que yo quiero devolverle al mundo lo que he aprendido, yo doy clases también, y cada vez que puedo voy a Venezuela, doy un con concierto o clases, porque así comencé yo, y en algún momento yo vi a Gustavo Dudamel, yo tenía como siete años y dije: yo quiero ser un músico así, y ahora gracias a Dios, muchos niños de la ciudad donde yo nací me dicen que quieren ser como yo”.

Después de su concierto con la OFEQ, Rodolfo viajará a Estados Unidos, pero pronto regresará a México para continuar con la serie de conciertos que son parte del premio del certamen de Dirección de Orquesta OFUNAM.


Los solistas del recital

PETER TOURKINE, FAGOTISTA

vq-solista_1_silueta_84767342-001.jpg

  • Originario de Moscú, Rusia, es egresado del Instituto Superior de Música Gnesin, donde cursó la carrera de Fagotista.
  • En 1991 es invitado a México para integrarse a la Orquesta de Baja California.
  • De 1992 a la fecha es fagotista principal de la  Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro.
  • Desde el inicio del proyecto Esperanza Azteca en Querétaro es maestro de fagot en OSEA Querétaro.

 

 

LUIS OBREGÓN, CLARINETISTA

vq-solista_2_silueta_84767341-001.jpg

  • Inicia sus estudios con José A. Contreras. Ingresando posteriormente a la Escuela de Música Vida y Movimiento.
  • En 1990 viaja a Londres, Inglaterra, para perfeccionar sus conocimientos en el London College of Music.  
  • Desde su regreso a México, en 1994, es integrante de la OFEQ.
  • En 2007 estrenó el concierto para Clarinete y Orquesta de Manuel Cerda, haciendo la grabación de esta obra en 2010.

Comentarios