OFEQ estrena música de Orbón con Noelia Rodiles

La pianista Noelia Rodiles es quien trae a Querétaro la Partita No. 4, obra que permaneció en el olvido por varios años
OFEQ estrena música de Orbón con Noelia Rodiles
Foto: Cortesía
22/05/2019
04:24
Rocío G. Benítez
-A +A

Julián Orbón nació en Avilés, España, pero se marchó muy joven a Cuba y ante la revolución decidió moverse a México, después se fue a Estados Unidos; en los últimos días de su vida escribió Partita No. 4, pieza que se estrenó en 1987 y luego de mucho tiempo no se volvió a tocar, hasta este jueves 23 de mayo, día en que la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro (OFEQ) junto a la pianista Noelia Rodiles celebrarán el estreno en México de dicha obra, con la dirección de Ludwig Carrasco.

Este concierto titulado Romanticismo extremo será un privilegio para Querétaro, porque la obra primero se escuchará aquí, en el Teatro Metropolitano, y hasta junio próximo se estrenará en España.

Noelia Rodiles, quien es considerada “uno de los más sólidos valores del pianismo español, del pianismo internacional”, visitó EL UNIVERSAL Querétaro para platicar de la obra de Orbón, una pieza que reúne estilos de la música cubana y mexicana, signo de la influencia que dejaron en el compositor dichos países en donde radicó.

“Esta obra está inspirada en un motete de Tomás Ruiz de Victoria, el gran polifonista español, y es una obra que Orbón escribió al final de su vida, a mí lo que me pareció fascinante es que engloba todos los estilos, todos los sitios en los que vivió, sin perder la música española, raíces de las que él era muy consiente, también tiene toda esa riqueza orquestal y rítmica de la música cubana, de la música mexicana, con unas orquestaciones muy amplias, muy ricas en muchos colores, para mí como pianista vale mucho la pena enfrentarte a una obra así, que además es una obra en la que el piano solista se integra mucho con la orquesta, crea unos colores muy especiales, es compleja, es difícil y de una escritura muy recargada, requiere mucho trabajo de entender, es una obra muy profunda que merece mucho la pena escuchar”, explicó la pianista.

Noelia se acercó a la OFEQ por el interés que ha mostrado el director Carrasco, de rescatar música que ha quedado en el olvido; y con ayuda de Acción Cultural Española se logró esta visita a tierras queretanas.

“Conocí al maestro Ludwig cuando vivió en España, y he visto que desde que él está de director titular se ha hecho mucho trabajo de recuperación de compositores mexicanos o que tuvieron contacto con México, entonces le hablé de esta obra e inmediatamente le pareció que era muy adecuado programarla, además el maestro Ludwig tiene un gran conocimiento de este tipo de música, sabe trabajarla muy bien”.

Artículo
Testimonios evidencian problemáticas de desigualdad y la falta de obra nueva en los programas musicales
“No era bien visto que las mujeres compusieran”: Leticia Armijo“No era bien visto que las mujeres compusieran”: Leticia Armijo

Noelia comenzó sus estudios de piano desde los siete años de edad, es originaria de Avilés y estudió en el Conservatorio Julián Orbón, conocía la historia del músico pero muy poco de su obra, hasta que comenzó con una investigación que la llevó a contactarse con una universidad estadounidense que resguardaba la Partita No. 4.

“La obra de Julián es de muy difícil acceso, está muy perdida, empecé a estudiar lo poco que conseguí, así encontré las partituras en la Universidad de Indiana, en Estados Unidos, es música muy buena y es una pena que no se haya tocado. Él tiene un repertorio que no es muy amplio pero sí de mucha calidad, de su música lo que más se toca son unas piezas para orquesta, Gustavo Dudamel las dirigió con lo cual se le dio cierta notoriedad; tiene un cuarteto de cuerdas que se toca bastante y el resto de obras apenas se programa, entonces este concierto es la primera vez que se tocará en México, el concierto se estrenó en el año 87, se escribió en el 85, y se estrenó en Estados Unidos con la Sinfónica de Dallas, se hizo una gira en Europa y desde entonces no se había tocado más, con lo cual es un estreno en México, en un país en el que vivió y sentó escuela”, agregó.

En su primera visita a tierras queretanas, la pianista también compartió conocimientos con alumnos de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), una experiencia que resultó enriquecedora.

“Me encanta conocer a los jóvenes estudiantes de música porque ahí está el futuro de la música, y lo que vi con ellos es que son jóvenes con mucha ilusión y muchas ganas de crecer, siempre muy atento y con muchas preguntas interesantes”, dijo sobre este encuentro.

El concierto Romanticismo extremo será mañana, a las 20:00 horas, en el Teatro Metropolitano, el programa incluye Marcha Pompa y Circunstancia de Edward Elgar y la Sinfonía No. 4 de Tchaikovsky.

Comentarios