Fear, un cómic que va más allá de la lectura

Mendoza toma el miedo como eje central
Fear, un cómic que va más allá de la lectura
Foto: Demian Chávez
09/09/2019
06:30
Demian Chávez
-A +A

El personaje de Spawn de Todd Mcfarlane pertenece a la generación de artistas que en la década de los noventa cambiaran la estética del cómic mainstream. La generación de Todd es la misma de Jim Lee, Turner, Lifield, Joseph Campbell, en los que la editorial Image se abre con nuevas propuestas visuales.

En el marco de la celebración de la publicación del número 300 de Spawn, un antihéroe sin remordimientos, la tienda de cómics Cómic Castle invitó al ilustrador Chucho Mendoza a compartir su arte a los seguidores de Spawn a manera de homenaje.

Chucho Mendoza recuenta que “Mcfarlane, autor de Spawn; funda editorial y más cómics y publica Spawn, en donde buscaba romper con los paradigmas y la censura de las grandes empresas; podía hablar de temas donde pudiera escribir dibujar lo que quisiera, como quisiera y fue un boom. Es una historia violenta, pseudorealista, en las que tocaba temas como el satanismo, los abusos, la guerra. Y entre todos estos temas logró construir una historia de amor”.

Mendoza describe que “Spawn es vengativo, está todo el tiempo enojado, es un personaje que gira al derredor de la furia. Pero eso no le quita el heroísmo de cierta forma, hacer el bien desde su perspectiva. No es un bien virtuoso como el de Superman. Es un bien práctico. Spawn no encarcela a un villano, lo mata. Esto genera que los villanos del cómic sean mucho más elaborados” agrega.

¿El trabajo de McFarlane permea en Chucho Mendoza?

“Uy muchísimo. A Todd Mcfarlane lo descubro por el trabajo estético de Phillip Tan, que es abigarrada y oscura. Buscando de donde viene el personaje llego a Todd McFarlane y descubro que puedo ver más cosas en su estilo que en el de Philip Than. Me encantaba entrar en una página donde había un callejón por ejemplo, y revisar cada detalle del dibujo. En las paredes, las latas que había en el piso, los periódicos tirados, inclusive hasta la ropa que traía la gente. Había animalitos, gatos, perros y moscas extrañas. Estas eran cosas que podrían pasarse por alto a la hora de la lectura, pero si le podías atención te puedes quedar por horas viendo esa página. Y esa fue una gran influencia para mi cómic. Hay páginas en las que puedes estar viendo muchos detalles. La velocidad de lectura del cómic viene en dos. Tú puedes pasarlo rápido y no hay problema, pero si te quedas, esperas y tomas un respiro puedes adentrarte muchísimo más”.

Mendoza y Fear.

La gran influencia de Todd Mcfarlane llevó a Mendoza a crear su propio cómic. “El nombre es en inglés por razones de impacto y mercadotecnia. Y Fear nace como proyecto cuando tenía 15 años. Mendoza recuerda “lo empecé hacer con mis amigos y al final sólo me quedé. En la construcción del personaje necesitaba un error que hiciera las cosas que la gente no se atreve”.

“El miedo es un motor, el miedo puede hacer muchas cosas. Puede detenerte en seco y paralizarte completamente o motivarte a seguir, a no detenerte o a lo que viene detrás de ti no te alcance”.

Chucho devela que decidió utilizar el miedo como elemento principal. “Para ello tuve que estudiar de psicología, de cómo funcionaba el miedo en el cerebro y me di cuenta que podía funciona perfectamente. En antología del terror no hay monstruos, son monstruos humanos. Son monstruos de una ciudad como el gobernador, El sacerdote, asesino que se cree un artista, incluso uno mismo. Son miedos reales”.

Los miedos.

Para Chucho Mendoza algunos de sus miedos son no poder hacer lo que ama. En este caso, era la creación de Fear. Para llegar al cómic impreso el autor pasó de ser el guionista y artista para convertirse en el empresario y volverse un emprendedor. “Los miedos para superarse” señala.

Fear empezó a publicarse en línea capítulo a capítulo semanalmente. Y al ver la buena respuesta de la gente decidió imprimirlo. De esta manera buscó plataformas digitales para distribuirlo. Esto le ha posibilitado al autor conocer y convivir con personas del medio con las que ahora colabora para proyectos futuros. “Me ha enseñado mucho este muchacho de cabello blanco” indica el autor refiriéndose al personaje principal de su ópera prima.

El cómic, dice el autor “tiene una atmósfera muy musical. Incluso hay una playlist en Spotify que puedes utilizar como Soundtrack mientras lees tu cómic llamada Fear, Antología de Terror”. Fear es un poco biográfica y las aventuras ocurren en una metrópolis con tintes similares a los de la capital.

Para quienes gustan del género de terror y el heavy metal puede ser una nueva opción de entretenimiento.

Comentarios