Guillermina Bravo fue un huracán

Vida Q 31/07/2014 01:47 Actualizada 09:36

[email protected]

Para Bárbara Alvarado, la coreógrafa y bailarina Guillermina Bravo fue un huracán, “nació, creció, devastó, nos movió a todos de nuestro sitio, a la cultura en México de su sitio, a la danza contemporánea, y ahora se fue y a todos no deja en un lugar no esperado”.

A la muerte de Guillermina Bravo (6 de noviembre de 2013) comenzó el mito, y ese mito figurado en huracán, también dejó mariposas, belleza, “un mundo mejor”, agrega Bárbara, alumna de la reconocida ‘madre’ de la danza contemporánea en México, directora de la Compañía Aletheia Cuerpo Escénico de México, y creadora de la coreografía ‘Mariposas y huracanes’, una de las piezas que se presentarán en la función de danza en homenaje a Guillermina Bravo, que se realizará este 2 de agosto en el Teatro de la Ciudad a las 20:00 horas.

Federico Castro, quien dirige la compañía Los Constructores en Puebla, y Jaime Blanc, quien radica en Monterrey y dirige la compañía titular de Danza Contemporánea de la Universidad Autónoma de Nuevo León; ambos miembros del Sistema Nacional de Creadores del FONCA, quienes tuvieron la oportunidad de convivir con Guillermina Bravo, también participarán en este homenaje organizado por el Instituto de Cultura del Municipio de Querétaro.

Alejandro Chávez, director de la Compañía Ciudad Interior, participará con la coreografía ‘Séptimo fragmento’, un trabajo que construyó y presentó en Nuevo York, y que por primera vez se verá en México, como parte de este homenaje, una fiesta nacional, dice el propio Chávez.

Esta coreografía presenta el rigor que la legendaria coreógrafa exigía a sus alumnos, Chávez recuerda que “la maestra siempre pidió que tuviéramos una voz propia, sí, bajo un rigor y gracias a este rigor hemos ido adelante, el trabajo y el legado de la maestra se da ahora, a través de estas nuevas compañías (Aletheia y Ciudad Interior), gracias a este impulso la danza queretana tiene una proyección no solamente en México, sino en Nueva York y Europa, por ejemplo mi compañía ha podido viajar gracias a este rigor técnico, estético, esto, sin la maestra detrás no se hubiera logrado”.

Bárbara Alvarado dice que se han hecho varios homenajes a Guillermina Bravo, pero que el que se realizará el 2 de agosto en el Teatro de la Ciudad, es un homenaje “para acallar estas lágrimas que a todos nos dejó en el corazón”.

En el homenaje contemplan invitados del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), además de los alumnos, como Bárbara y Alejandro, que tuvieron la oportunidad de conocer y estar cerca de Guillermina Bravo, fundadora del ‘Ballet Nacional de México’ y el Colegio Nacional de Danza Contemporánea, que se ubica en Querétaro.

Testigo fotográfico

Como parte del homenaje a la llamada ‘madre’ de la danza contemporánea en México, antes de la función de danza se hará una proyección de la obra fotográfica de Demian Chávez, quien además de fotografiar a Guillermina Bravo, tuvo la oportunidad de compartir la mesa con la coreógrafa y bailarina, para hablar de la política de México, un tema que a la artista le interesaba mucho debatir, recuerda el fotoperiodista.

Además, añade, a la maestra “también le gustaba ver mucha fotografía, no nada más foto periodísticas, sino también foto de autor”.

Serán 25 placas sobre Guillermina Bravo, intercaladas con imágenes de lo que fue la última función del Ballet Nacional de México (julio de 2006), porque a Demian le tocó ser testigo fotográfico de este desvanecimiento del Ballet Nacional de México, “estuve justo en esta coyuntura, como testigo fotográfico, y me tocó ser testigo del nacimiento de Ciudad Interior y de Aletehia”.

Con este material fotográfico que forma parte de la historia de la danza contemporánea en México y con las cinco coreografías de Federico Castro, Jaime Blanc, Alejandro Chávez y Bárbara Alvarado, el Instituto de Cultura del Municipio de Querétaro, rinde con esta función de danza gratuita un homenaje a Guillermina Bravo “por la importancia que indudablemente tuvo como pilar de la danza en México, particularmente de la danza contemporánea”, refiere José Antonio MacGregor, director del citado Instituto de Cultura.

Temas Relacionados
Guillermina Bravo fue huracán agosto