Un menú de antojo

Vida Q 30/08/2012 03:13 Actualizada 03:22

El menú en Punto MX no está dividido, el orden es como al chef se le antojaría comerlo y pensado para compartir, como los primeros nueve platos con el toque lúdico de comer las salsas, ponerle limón, taquear, botanear y personalizar los platos.

Los últimos 10 platos, que serían como los principales sin serlo, tienen una estructura, sobre todo porque para el chef la experiencia no es la misma sin la guía.

“Hay que controlar, educar y guiar al comensal para que sea lo que uno quiere”, agrega, “no dejar margen de error para ganar credibilidad”.

Los protagonistas en Punto MX son los chiles y en cuanto a productos más extravagantes para el europeo se han decantado por los escamoles, chapulines y una amplia colección de mezcales.

El nixtamal ha sido un punto de riesgo, pero lo han logrado. Tatiana Allard, es la mexicana encargada de esta área, lleva todo el tema del maíz, desde que lo procesan hasta que hacen la masa para panuchos y tamales. Ella es chef y tiene larga experiencia en restaurantes mexicanos.

 

“Es quien da ese punto de equilibrio con ciertas preparaciones en las que se necesita apoyo para probar salsas, platos y ella llena ese espacio”, finaliza.