Se encuentra usted aquí

Sonia Soberats está en Querétaro

Compartir
29/11/2014
02:21
-A +A

[email protected]

Aún en la más profunda oscuridad hay luz, y Sonia Soberats, una de las fotógrafas invidentes más reconocidas en el mundo, no solamente es sensible esa luz, sino que la hace visible para todos por medio de la fotografía.

Sonia es de origen venezolano, radica en Nueva York y se encuentra en Querétaro, como invitada especial del ‘Encuentro de Imagen y Ceguera’ que organiza ArteSano Buró Cultural, asociación que desde 2013 promueve en Querétaro el Taller de Fotografía para Ciegos.

No es la primera vez que Soberats viaja a México, pero sí es la primera vez que visita Querétaro, y fascinada por las calles, las plazas, el sonido del agua en las fuentes, comenzó a tomar fotografías de esta ciudad colonial, desde el primer día que llegó.

El Museo de Arte de Querétaro (MAQRO), sirvió de escenario para que creara una imagen en la técnica pintura de luz (light painting). Con una joven modelo recargada en una columna del patio principal, y con todas las luces del ex convento de San Agustín apagadas, Sonia comenzó a pintar con una linterna el cuerpo de la modelo y la columna, quedando registrado el juego de luces en una imagen única.

Esta fue sólo una muestra del trabajo que la fotógrafa compartirá con el Colectivo de Fotógrafos Ciegos de Querétaro, en el taller ‘Cuando aterrizo mis ideas’ del Encuentro de Imagen y Ceguera, el próximo domingo 30 y lunes 1 de enero.

FOTOS ÚNICAS

Hace 22 años Sonia perdió la vista y la fotografía ha sido su mejor terapia. “Perdí a mis únicos dos hijos y me quedé ciega después, entonces yo creo que la fotografía me involucra tanto en ella, me meto tanto en la foto, en buscar imágenes, que esto ha sido una terapia grande para mí, gracias a ella me he ayudado a sobrepasar estas penurias que uno tiene”, platicó a EL UNIVERSAL Querétaro.

Hablar de fotografía hecha por ciegos, tanto para los normovidentes como para las propias personas invidentes, resulta en primer lugar un hecho imposible. “Pero nosotros los invidentes que hacemos fotografía de luz, le hemos demostrado al mundo que un ciego puede tomar fotos, porque tenemos la intensión, la inteligencia, la perseverancia, el deseo. Nuestras fotos son únicas, porque van directamente de la imagen que tenemos en nuestra mente”, añadió la fotógrafa.

Sonia Soberats pertenece al ‘Seeing With Photography Collective’, su obra se ha expuesto a nivel internacional.

Es protagonista del documental ‘El Laberinto de lo posible’, película de Wanadi Siso que se ha proyectado varias veces en Querétaro, como parte de las actividades de ArteSano.

Además, acaba de participar en un nuevo documental, para una productora alemana, que estará listo en la primavera de 2015, y en cuanto este disponible el material para su promoción, se presentará en Querétaro.

Compartir