Se encuentra usted aquí

A echar a volar la imaginación

La compañía La corte teatral presenta hoy en el Centro Cultural La Grieta, a las 13:00 horas, el montaje El astuto
A echar a volar  la imaginación
El protagonista de la historia y el hambriento coyote demostrarán quién tiene más astucia.
29/07/2018
02:18
Mariana Moctezuma
-A +A

La compañía La corte teatral presenta hoy en el Centro Cultural La Grieta, a las 13:00 horas, el montaje El astuto conejo del prado, texto que transporta al público a un lugar lleno de insectos y animales en el que vivirán una historia llena de aventuras.

Todo comienza con la aparición de “Chito”, el narrador del cuento, quien recuerda los libros que le leía su abuelita, entre estos destaca la historia del pequeño y asuto conejo, que recorría el inmenso prado para encontrar un lugar tranquilo en donde poder dormir. De pronto, el sueño de este personaje es interrumpido por un par de hormigas muy peculiares a quienes impedía el paso, por lo que tras una charla no muy amable decidió buscar otro lugar para descansar.

Cuando por fin había encontrado un espacio tranquilo, de nueva cuenta es interrumpido por una araña y un catarino que hicieron de todo para no dejarlo dormir, por lo que el pequeño conejo se adentró en el bosque a pesar de las advertencias de la existencia de coyotes.

Artículo
Cómicos de la Legua presentó obras de Cervantes Saavedra, Lope de Rueda, Lope de la Vega y del grupo argentino Les Luthiers
Teatro clásico español, a escena Teatro clásico español, a escena

Como era de esperarse, un malvado coyote hambriento se encontró con el conejo, quien deberá inventar una serie de historias para escapar de su depredador. Así entre mentiras y engaños, el conejo y el coyote comienzan una batalla para demostrar quién es el animal más astuto.

El elenco de la obra está formado por Noé Matías (narrador), Fabiola Mendoza (conejo) y Joel Jiménez (coyote), todos bajo la dirección de Víctor Rosas.

“La obra es una adaptación de un texto que encontró Víctor Rosas y ha sido una de las obras que más hemos disfrutado hacer, por la conexión que tiene con los niños chiquitos, es hermoso ver cómo se emocionan, participan, cuidan al conejo, cuidan al coyote, porque les gustan los dos personajes y los ayudan, es difícil debatirse a quién apoyar”, comentó Joel Jiménez.

Aunque es difícil mantener la atención de los pequeños por cerca de una hora, los actores logran envolverlos en la historia, de tal forma que se vuelven parte de ella.

“El público infantil es dificilísimo y a veces nos tocan niños muy participativos que todo cuestionan o un niño que niega todo lo que decimos y nos lleva la contraria, pero lo importante es envolverlos en la ficción y creo que algo que se ha perdido en los niños es el poder de la imaginación, con la tecnología ya no necesitan imaginar nada porque todo se los damos digital, nos cuestan más trabajo las nuevas generaciones, pero nos gusta contribuir un poco a que los niños sigan siendo niños y que sigan jugando, la idea es hacer que se olviden de todo y se metan en el juego, que su mente se abra para recibir todos estos estímulos”, detalló.

El astuto conejo del prado cierra su temporada hoy, mientras que a partir de agosto y septiembre, la compañía presentará el montaje de teatro de sombras El Coco, con un texto original de Lorena Ovalle.

Joven compañía de arte.

La corte teatral es un proyecto que nació hace cuatro años y se dedica al entretnimiento en general. Además de ofrecer funciones de teatro para niños y adultos, la compañía hace animación con payasos, zanqueros, magos, mimos. Los actores son multidisciplinarios para poder ofertar una gran variedad de opciones al público.

“Tenemos una gama de 12 funciones infantiles entre las que destacan El astuto conejo del prado, El mago de Oz, El Coco, Que lata de pirata y Microbios trabajando, nuestro trabajo se caracteriza por ser muy familiar, tratamos de que las funciones sean para toda la familia, que las puedan disfrutar tanto niños como adultos, ayudando un poco a la convivencia familiar, en el teatro de adultos los niños también se divierten a lo mejor no llevan todo el hilo de la historia pero las partes entretenidas sí las van a disfrutar”, destacó Jiménez.

Al contar con un espacio pequeño, la compañía se caracteriza por romper esta cuarta pared para poder interactuar con el público, además de trabajar con el minimalismo, con escenografía mínima y complementando la historia por medio de la utilería.

Comentarios