Recuerdan al caballero italiano

Vida Q 29/05/2014 02:38 Actualizada 10:08

Promotor del movimiento culinario Slow Food y reconocido como un gran defensor de la cocina mexicana, Giorgio De’Angeli, aquel italiano que le entregó a México algo más que su corazón, es recordado por toda la familia gastronómica de nuestro país, que este 27 de mayo conmemora el quinto aniversario luctuoso de su partida.

Promotor del movimiento culinario Slow Food y reconocido como un gran defensor de la cocina mexicana, Giorgio De’Angeli, aquel italiano que le entregó a México algo más que su corazón, es recordado por toda la familia gastronómica de nuestro país, que este 27 de mayo conmemora el quinto aniversario luctuoso de su partida.

Alicia Gironella, su esposa durante 35 años, su pareja inseparable y su cómplice de tantas experiencias culinarias, señala que Giorgio fue un gran visionario de la cocina mexicana, y sus escritos dan razón de ello.

ORDENAN ARCHIVO

"Tengo casi desde su primer artículo hasta el último ya clasificado, en álbumes que él había comenzado a hacer y que ahora nosotros estamos terminando. Es maravilloso lo que se encuentra, y por consejo de Sol de la Borbolla, especialista en archivo; Jorge Santos; y la arqueóloga, Maribel Piña, están recuperando escritos, cartas y todo lo referente a la gastronomía, lo que me estoy dando cuenta es que mi esposo tenía una visión muy adelantada, lo que él hablaba hace 10 años, está sucediendo ahora, ahí están sus artículos que lo demuestran”, comenta la chef mexicana Alicia Gironella.

Recuerda que desde que lo conoció, Giorgio tenía un gran amor por la cocina mexicana, y como ambos compartían esa pasión, la vida los llevó por caminos de sabores y descubrimientos culinarios, que les valió el reconocimiento de ser "la pareja gastronómica de México".

Alicia señala que desde que lo conoció, Giorgio tenía gran interés por nuestra gastronomía, “y tuvo la idea de rehacer las guías gastronómicas de México, entonces recorrimos el país en cinco ocasiones, patrocinados por la Secretaría de Turismo. Visitamos rincones, grandes y pequeños restaurantes, mientras él recopilaba arduamente datos para la guía, yo visitaba los mercados, así conocimos un México profundo, sabroso y desconocido”.

PASIÓN POR LA COCINA MEXICANA

Por su parte, el investigador, Luis Alberto Vargas, recuerda a Giorgio De’Angeli, "como un amigo entrañable, como lo define su esposa Alicia, un caballero de pies a cabeza, un hombre que después de haber nacido en Italia y vivir en América, pasando primero por Perú y después llegando a México, descubre por su cuenta, y después acompañado por Alicia Gironella, las bondades de la comida mexicana".

Añade que en su exploración del país, "visita pequeños restaurantes y fondas, de gran prestigio y poco a poco, recopilando información, datos, va explorando la forma en que los mexicanos preparamos nuestra comida, y todo esto junto con Alicia lo pone en práctica en su restaurante el Tajín, en donde la comida era magnífica porque era una cocina mexicana tradicional".

AUTÉNTICA OBRA GASTRONÓMICA

El investigador menciona que Giorgio escribió varios libros, y el más reciente fue el Larousse de la Cocina Mexicana, un ejemplo de cómo hacer un libro de cocina, porque no se limitó a hacer un recetario, sino que elaboró una obra en la que se analizan los ingredientes, se buscan las recetas básicas y se ejemplifican con gran detalle, de tal manera que cualquier persona que sepa algo de cocina pueda prepararlas en su casa.

Amigos y colaboradores de Giorgio De’Angeli, como Cristina Palacio, Gerardo Velázquez Lugo, y Margarita Carrillo, quienes compartieron grandes momentos gastronómicos con él, lo recuerdan como un gran hombre, además de un gran promotor de la gastronomía mexicana.