Traen de vuelta a Rosetti

En el concierto de la OFEQ del próximo jueves, Miguel Salazar interpretará una pieza poco conocida del compositor

Salazar tocará un concierto para oboe de la época clásica. / Foto: Especial
Salazar tocará un concierto para oboe de la época clásica. / Foto: Especial
Vida Q 28/05/2018 04:44 Rocío G. Benítez Actualizada 10:43

Obra de Ravel y Schumann se escuchará el próximo 31 de mayo, en el Teatro Metropolitano, en el concierto que la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro (OFEQ) ofrecerá a las 20:30 horas, con la participación de Carlos Ariel Gracia, director invitado; y como solista se presenta Miguel Salazar con el concierto para oboe de Rosetti, una pieza poco conocida pero destacada entre los clásicos.

“Es un concierto para oboe de la época clásica, de un compositor contemporáneo a Mozart; Rosetti tiene muchos conciertos para oboe, su obra se ha identificado por conciertos para instrumentos solistas, tiene como 44 sinfónicas pero lo más famoso de él son sus obras de instrumentos para viento, y se dice que posiblemente Mozart se inspiró en sus conciertos de corno, y aunque ahora no se escucha tanto como a Mozart, su obra es   muy importante”, explicó Salazar.

Con estudios musicales en la Universidad de Guadalajara y en la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh, Miguel Salazar ha sido oboísta principal de la Orquesta Sinfónica de Guadalajara, oboe principal adjunto de la Orquesta Sinfónica Nacional de México y actualmente es oboe principal de la OFEQ, además es maestro en el programa Orquesta Escuela Juvenil Carlos Chávez.

Desde hace 10 años es miembro de la OFEQ, grupo que con su actual director titular, Ludwig Carrasco, está iniciando una nueva era.

“Estoy muy contento porque prácticamente somos la primera orquesta que escogimos a nuestro director, y el maestro Carrasco no sólo es un muy buen músico, sino un buen director y muy joven,  y el proyecto que tiene de darle una identidad a la orquesta es muy importante, con su trabajo y el apoyo del presidente de la OFEQ, Rolando García, la agrupación tendrá un gran crecimiento”, expresó.

Y fue precisamente Carrasco quien se acercó al experimentado oboísta para preguntarle si quería participar como solista en esta segunda temporada de conciertos.

“Fue  Ludwig quien me preguntó si quería participar en esta temporada como solista, y le dije que sí de inmediato. Yo le sugerí este concierto que casi no se toca en México, hay otros conciertos que son más clásicos en el repertorio de oboe, este de Rosetti es de los clásicos pero casi no se toca, esta presentación es como un rescate, de hecho hay sólo una grabación que yo he escuchado, y por eso mi interés de tocarlo”.

El gran reto de la OFEQ, dijo Salazar, es atraer a más público a los conciertos y una forma de hacerlo es presentando un programa variado con piezas poco conocidas, como el concierto de oboe, así como nuevas composiciones.

Temas Relacionados
OFEQ música maestro música clásica

Comentarios