Que Radcliffe vuelve al alcohol

Vida Q 28/05/2014 00:03 Actualizada 03:30

Debido a la presión del trabajo en The Cripple of Inishmaan, obra para la que tuvo que aprender acento irlandés, el actor Daniel Radcliffe recayó en el alcoholismo.

Así lo indica el periodista Randy Jernigan en una biografía no oficial del joven, llamada In The life and career of Daniel Radcliffe, de la que hace eco Radar Online.

Famoso por dar vida a Harry Potter en la saga de películas, Radcliffe ha admitido que ha batallado contra los demonios del alcoholismo desde que era muy joven, y que incluso llegó a presentarse ebrio a los rodajes de Potter.

“Honestamente puedo decir que nunca tomé en el trabajo de Harry Potter. Iba al trabajo aún ebrio, pero nunca bebí en el trabajo. Puedo señalar muchas escenas en las que estoy ido, muerto tras los ojos”, detalló el joven en una entrevista en 2012.

El actor también comentó que su alcoholismo lo llevó a recluirse a los 20 años, pues temía de la gente a la que conocía y lo que haría con ellos. “Prefería estar en mi departamento durante días y beber solo”.

Aunque nunca adjudicó sus problemas de adicción a su inicio temprano en el mundo del cine. “Creo que hubiese pasado de todas formas. Simplemente está en mí”.

La prensa estadounidense comentó en 2013 que Radcliffe había sustituido un vicio por otro, pues mientras intentaba controlar su alcoholismo, fumaba un cigarro con otro.

Jernigan habló con 19 amigos y colegas del actor, y se enteró que por su trabajo en The Cripple, una producción del West End, volvió a beber, pese a que era abstemio desde 2010.

Al parecer, Radcliffe volvió a sus antiguos pensamientos de no ser lo suficientemente bueno como actor y se refugió en el alcohol para aliviar su estrés.

El periodista también asegura que la dispraxia que padece el actor —un trastorno también conocido como síndrome del niño torpe— era mucho más grave de lo que se decía. En 2008, el portavoz de Radcliffe comentó que su condición era leve, y lo peor se manifestaba en la incapacidad de atar los cordones de sus zapatos y mala escritura.

Adolescencia, fama y excesos

Como Radcliffe, otros compañeros de la saga de Harry Potter que debutaron en los sets de filmación desde su niñez, han lidiado con los excesos de la fama y la popularidad.

Jamie Waylett ha enfrentado problemas por violencia y posesión de drogas en Londres y fue condenado a prisión, mientras que Josh Herdman fue captado fumando mariguana.

Rob Knox, quien interpretaba a Marcus Belby en la famosa saga, murió apuñalado en una riña afuera de un bar, al tratar de defender a su hermano menor, llamado Jamie.

La diferencia la ha hecho Emma Watson, quien esta semana se graduó en Boston en la licenciatura de Letras Inglesas y ha estado fuera de los escándalos.