Clayton viaja a las estrellas

Vida Q 27/12/2015 01:41 Actualizada 03:56

George Clayton Johnson, el legendario novelista de ciencia ficción que escribió el primer episodio de la serie de televisión Star Trek y varias historias clásicas del popular programa televisivo The Twilight Zone de la década de 1960, falleció el día de Navidad.

Tenía 86 años.

Johnson, que estaquen el gran amor que él tenía hacia sus admiradores, y a juzgar por la abrumadora respuesta que he recibido de centenares de personas conocidas y desconocidas, tuvo un gran impacto en ellas”, afirmó el hijo, quien había recibido en los últimos días un gran número de llamadas, correos electrónicos y mensajes por las redes sociales.

Aunque no era muy conocido fuera de los círculos de la ciencia ficción, Johnson era venerado entre los admiradores del género por su trabajo, que incluía haber colaborado con Ray Bradbury en la cinta corta animada Icarus Montgolfier Wright de 1962, que estuvo nominada al Oscar.

De culto. Clayton Johnson fue una figura popular durante décadas en las convenciones de ciencia ficción.

Tenía una voz suave, era amistoso y se le reconocía al instante por su larga cabellera blanca y su barba encanecida, así como por un atuendo que podría describirse como hippie.

“No es de esas personas alzadas por la celebridad”, había dicho recientemente su hijo.

“Dispensa la misma atención a un escritor joven que quiere saber cómo meterse en el negocio de la literatura que a un productor famoso que él conozca o alguien que fuera su amigo, como Ray Bradbury”.

La obra más conocida de ciencia ficción de Johnson fue posiblemente Logan’s Run, que coescribió como novela con William F. Nolan en 1967 y fue convertida en película que se estrenó en el año 1976. Ambos proyectos alimentaron su leyenda.

Al paso de los años, Johnson también participó como actor en papeles chicos en películas singulares como The Intruder, estelarizada por William Shatner, The Boneyard Collection y Her Morbid Diaries. Actuó por última vez en Saint Bernard de 2013.

Además de su hijo, sobreviven también a Clayton Johnson su hija, Judy Olive, y su esposa, Lola Johnson.